La Iglesia confirmó la renuncia «gradual» a los aportes del Estado

f800x450-449444_500890_31

Fue anunciado por los representantes de la Conferencia Episcopal. Los prelados buscarán ‘alternativas basadas en la solidaridad de las comunidades y de los fieles’.

En el marco de la Asamblea Plenaria de fin de año, la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) tomó la decisión de renunciar gradualmente a los aportes del Estado. De esta forma, la Iglesia apuesta por más independencia de los gobiernos. «Los obispos han confirmado aceptar el reemplazo gradual de los aportes del Estado», informó la CEA por medio de un comunicado.

Lo anunciado se produce en el marco de un tenso diálogo del sector con el Gobierno y en medio de la discusión por la separación de la Iglesia y el Estado. El citado «reemplazo gradual» de fondos estatales implica, entre otros puntos, a las asignaciones a los Obispados. También a las parroquias de frontera y a las becas brindadas a los seminaristas.

La Conferencia Episcopal especificó que optarán de forma gradual «por alternativas basadas en la solidaridad de las comunidades y de los fieles, asumiendo el espíritu de las primeras comunidades cristianas, que ponían lo suyo en común». Además, se anunció la creación de la denominada Comisión Episcopal que buscará diagramar «un fondo solidario y la continuidad del diálogo con el Gobierno nacional, consensuando diversas alternativas que facilitarán este reemplazo».

Cabe destacar que Monseñor Oscar Ojea, titular de la CEA, cargó duro esta semana contra el macrismo por la crisis económica que «golpea a todo el pueblo argentino» y por el debate por el aborto. Asimismo, denunció los «ataques personales» contra el Papa Francisco «desde dentro y desde fuera de la Iglesia de un modo que no tiene precedentes».

Las diferencias entre la Iglesia y Cambiemos se tensionaron ciertamente por la decisión del presidente Mauricio Macri de dar luz verde al debate parlamentario sobre la despenalización del aborto. La disposición de los prelados de dejar de recibir fondos del Estado define un cuadro que sumó más tensiones tras el respaldo de algunos sectores de la Iglesia al dirigente sindical, Hugo Moyano.

Lo cierto es que en el proyecto de ley de Presupuesto 2019 se detalla que los fondos para la Iglesia superan los 120 millones de pesos. La coalición oficialista apunta a recortar de a poco la ayuda. En este marco, desde la Conferencia Episcopal subrayaron hoy que pasarán a fortalecer y crear otros medios de ingresos alternativos. Ya lo venían analizando con representantes de la Secretaría de Culto de la Nación y la Jefatura de Gabinete.

Con la reciente disposición, la Iglesia se encamina a autosustentarse. La Asamblea Plenaria comenzó este lunes y del encuentro participó el obispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, quien ofició hace pocas semanas la misa en el marco de la movilización convocada por el titular del Sindicato de Camioneros y a la que asistieron numerosos referentes del kirchnerismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *