CUADERNOS: La Justicia citó para el próximo jueves a Franco y a Gianfranco Macri

f800x450-493595_545041_5

El escándalo de los cuadernos de la corrupción que investiga el juez Claudio Bonadio vuelve a golpear al círculo del presidente Mauricio Macri, quien desde que se empezó a hablar de un presunto circuito de coimas en la Obra Pública durante la era K tomó la bandera de la anticorrupción, lo que generó controversia entre el ambiente político y empresarial, profundizando la grieta.

Este lunes la Justicia citó para el próximo jueves a Franco y a Gianfranco Macri, padre y hermano del Presidente de la Nación respectivamente, en una investigación derivada de la causa por los cuadernos con detalles del presunto pago de sobornos a ex funcionarios para acceder a contratos en el área de transporte.

La convocatoria es a raíz de los presuntos montos ilegales recaudados por el entonces titular del Occovi Caludio Uberti “y aportados por los titulares de las concesiones viales”, se informó. Puntualmente, se los cita por el Acceso Norte y la firma Autopistas del Sol S.A y se les imputa haber pagado coimas por el acceso Oeste a través del grupo concesionario Oeste SA. Ahora, la gran pregunta es ¿cuál es la situación del líder del PRO en todo esto?

“Somos mejor que la vida que estábamos llevando. Merecemos una sociedad más justa, más transparente. Nunca más seguir permitiendo que una sociedad se base sobre el atajo, la mentira, la corrupción. ¡Nunca más en la historia de los argentinos! ¡Nunca más!”, afirmó Macri en uno de sus discursos en los que hacía referencia a la investigación que Bonadio lleva adelante y marcando la polarización con el kirchnerismo.

Lo es que cierto es que, si bien hasta el momento Mauricio Macri no quedó directamente involucrado en el caso de las coimas, el presunto sistema de sobornos lo roza muy de cerca, ya que varios de su círculo de amistades y conocidos están afectados por los cuadernos de un antiguo empleado de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, entre los años 2003 y 2015..

Entre la decena de empresarios y ex funcionarios públicos que ya están en prisión o a punto de quedar tras las rejas aparecieron nombres de personas vinculadas directamente con el actual jefe de Estado como fue el caso de su primo Ángelo Calcaterra, quien en un intento para desviar la atención mediática se declaró víctima de pedidos de dinero del kirchnerismo para financiar campañas electorales.

Otro cercano a Macri que tuvo que comparecer ante los juzgados es ‘el número dos’ de la multinacional Techint, Luis Betnaza. Como así también, otros grandes empresarios como el constructor Carlos Wagner o Juan Carlos De Goycochea, de la española Isolux.

De modo que, los escándalos de Panama Papers, Correo Argentino y tantos otros que tuvieron lugar durante lo que va del mandato presidencial de Cambiemos, muestra la corrupción sigue instalada en la Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *