BOUDOU: “Uno puede haber cometido desaciertos, pero no delitos”

f800x450-469218_520664_0

Luego de salir de prisión, condenado por la causa Ciccone, el ex vicepresidente aseguró que en Argentina ya no hay más sistema de justicia.

Luego de salir de prisión tras cumplir parte de la condena de cinco años y diez meses, por la causa Ciccone, el ex vicepresidente Amado Boudou aseguró hoy que en la Argentina ya no hay más sistema de Justicia, sino un “sistema de administración de leyes” y remarcó que pudo haber “cometido desaciertos, pero no delitos” durante su paso por la función pública.

“Hace tres años que todo lo que no puede pasar pasa porque en la Argentina ya no hay más sistema de Justicia, sino un sistema de administración de leyes que se utiliza con el sentido que marca alguien que está detrás de muchos jueces”, sostuvo el ex titular del Senado, que esta semana recuperó la libertad tras pasar casi cuatro meses detenido en el Complejo Penitenciario Federal.

En diálogo con Radio 10, el dirigente opositor se quejó de que “eso de ´perturbar la investigación´ es una frase que se inventó para de la prisión preventiva”. Asimismo, en relación a su condena, el exmandatario reveló: “Uno puede haber cometido desaciertos, pero no delitos”.

“No ha habido en la historia de la democracia argentina un caso de injerencia en el Poder Judicial y de ruptura de la división de poderes tan fuerte como en este Gobierno, algo que era obvio cuando el Presidente intentó nombrar por decreto a los jueces de la Corte Suprema”, denunció el ex ministro de Economía, compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner.

En ese sentido, Boudou afirmó que el Gobierno “remueve, pone, saca jueces, dice las sentencias que tienen que dictar”. De esta manera, respecto a su paso por el Penal de Ezeiza, el ex funcionario nacional señaló que los “dos momentos difíciles” que le tocó vivir fueron cuando le pusieron las esposas y cuando se cerró la puerta de la celda.

Asimismo, lamentó que “este sistema tiene un castigo penal más fuerte la familia que el propio castigado: por las situaciones, las condiciones, la estigmatización”. El exvicepresidente había sido condenado en agosto, a cinco años y diez meses de prisión al ser encontrado “autor penalmente responsable de los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública”, en el marco de la causa Ciccone-Boudou.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *