La Corte falló a favor de los jubilados

f800x450-455283_506729_0

La Corte Suprema dictó, este martes, un fallo que beneficiaría a los jubilados y provocaría un dolor de cabeza al Gobierno. Según confirmaron fuentes judiciales a El Intransigente, la votación fue de 4 a 1, beneficiando a los jubilados.

El máximo tribunal de Justicia de la Nación, con el voto de los Dres. Maqueda, Lorenzetti y Rosatti, confirmó la aplicación del precedente “Elliff” del año 2009, que estableció que las remuneraciones consideradas para el cálculo de las jubilaciones debían actualizarse por el ISBIC (Índice de salarios básicos de la industria y la construcción) sin el límite temporal de la ley de convertibilidad 23.928 que la ANSES había fijado en su resolución 140/95.

Además, según fuentes extraoficiales, el máximo tribunal declaró la inconstitucionalidad de las resoluciones de ANSES N° 56/2018 y de la Secretaría de Seguridad Social N° 1/2018 que cambiaban el índice ISBIC por la variación del RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables), y decidió comunicar al Congreso de la Nación el contenido de la sentencia a fin de que, en un plazo razonable, fije el indicador para la actualización de los salarios computables para el cálculo del haber inicial.

La Dra. Highton, en un voto concurrente con la mayoría, consideró que tanto la resolución de ANSES, como la de la secretaría de Seguridad Social, habían sido dictadas por dichos organismos sin tener la competencia para hacerlo. De forma que les cabía la sanción de nulidad absoluta establecida en el art. 99 de la Constitución Nacional.

En disidencia, el Dr. Rozenkrantz, consideró que la atribución de fijar el índice de actualización no es privativa del Poder Legislativo y que podía ejercerla el Poder Ejecutivo a través de la ANSES y la Secretaría de Seguridad Social. De esta forma, el líder de la Corte Suprema se convirtió en el uno de los miembros que votó a favor de los intereses del Gobierno.

Desde que asumió la presidencia Carlos Rozenkrantz, el Gobierno vislumbró una mejora en la relación con el máximo tribunal. De hecho, tanto el líder de la Corte como la jueza miembro del tribunal Elena Highton de Nolasco tendieron puentes con el Ejecutivo. Sin embargo, la ausencia de un alineamiento detrás del titular del tribunal generaba incertidumbre en el macrismo, un sentimiento que encontró su justificación después de que la Justicia, por 4 votos contra 1, ratificara el índice “ISBIC” para la actualización de las jubilaciones.

Tal decisión beneficiaría a 150 mil jubilados y obligaría al estados a incurrir en un gasto de entre $70 y 90 mil millones, en una época en donde el oficialismo busca alcanzar el equilibrio económico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *