El perdón al HSBC por las sospechas de lavado abrió una nueva interna en el Gobierno

federici AFIP

El titular de la UIF, Mariano Federici, desoyó las recomendaciones que le realizó el Consejo Asesor en dos oportunidades y por unanimidad de multar e investigar al HSBC por lavado y dispuso el cierre del expediente luego de cinco años. En el Ministerio de Justicia reniegan del pase de la UIF a la órbita del ministro Nicolás Dujovne.
La decisión de la Unidad de Información Financiera (UIF) de librar de culpas al HSBC por no haber reportado operaciones de lavado de activos vinculadas al narco colombiano Henry de Jesús López Londoño, más conocido como “Mi sangre” reavivó una vieja disputa en el seno del gobierno de Mauricio Macri.

Es que desde el entorno del ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, saben que la decisión del titular de la unidad antilavado, Mariano Federici, de cerrar un expediente que se tramita hace cinco años y a contramano de las recomendaciones del Consejo Asesor del organismo, generará un nuevo escándalo para la gestión Cambiemos.

El Consejo Asesor dela UIF recomendó en dos oportunidades y por unanimidad multar al HSBC e investigarlo pero Federici cerró el expediente
Twitear

Según consignó este viernes La Nación, el ex funcionario del FMI y titular de la UIF desde la asunción de Macri desoyó las conclusiones del Consejo Asesor de ese organismo que en dos oportunidades y por unanimidad consideró que correspondía aplicarle una multa al HSBC e informar a la justicia sobre la falta incurrida que facilitó operaciones de lavado de activos.

Para el Consejo Asesor el HSBC obvió emitir un Reporte de Operación Sospechosa (ROS, que es la que alerta a la UIF sobre una posible maniobra de lavado de activos) como sí lo hicieron los bancos Patagonia, Santander y Galicia, entre otros sobre las maniobras financieras de “Mi sangre”.

En el centro de la disputa se encuentra la decisión del gobierno de Macri de traspasar la UIF desde la órbita del ministerio de Justicia donde funciona en la mayor parte del mundo a la del ministerio de Hacienda.

“La UIF debería estar en Justicia. Es cualquier cosa que esté en Hacienda” advirtieron fuentes cercanas a Garavano sin disimular el malestar por las repercusiones que anticipan tendrá la polémica decisión de la UIF y explicaron que “en los únicos países en que están en Hacienda es en los que ya tienen todo resuelto, países del primer mundo, en el resto es tema del Ministerio de Justicia”. La noticia no cayó nada bien en el ministro de Justicia que teme quedar en el ojo de la tormenta aún cuando la UIF ya no está más bajo su órbita.

En el entorno de Garavano deploran que se haya quitado la UIF de la órbita de Justicia para pasarla a la de Dujovne en Hacienda.
Twitear

En la misma línea se había pronunciado apenas unas horas antes del lavado de culpas de la UIF al HSBC Félix Marteau, ex titular de la Coordinación Nacional para el Combate del Lavado de Activos y la Financiación del Terrorismo.

“En la lucha contra el lavado de activos la UIF y la AFIP tienen un rol posterior, es el banco el que tiene que encontrar eventuales sospechas de operaciones de blanqueo y tiene que remitarlas a la UIF para que analice la información” aseguró Marteau.

Y advirtió: “Acá hubo algo que no fue correcto, la UIF era un organismo que históricamente pertenecía al ministerio de Justicia. Es el ministerio de Justicia el que ofrece el ambiente institucional para que la UIF sea un estrecho colaborador de la justicia y ahora pasó al ministerio de Hacienda con la norma de Blanqueo, sin discusión parlamentaria alguna. Justicia es el lugar más legítimo que tiene que tener la UIF para que no esté comprometida su independencia. Tiene que estar alojada en el ministerio de Justicia para garantizar ecuanimidad y justicia a la hora de sancionar a los corruptos”.

El gobierno de Macri intentó incluso disolver el Consejo Asesor para dejarle un perfil puramente político a la UIF.
Twitear

Sin embargo el gobierno de Macri lo pasó a la órbita del ministro Nicolás Dujovne e incluso intentó disolver el Consejo Asesor de la UIF. El mismo que en dos oportunidades recomendó multar e investigar al HSBC.

“Hay que dar las garantías de que todos los funcionarios que trabajan en la UIF no dependen de las órdenes del Presidente ni del entorno presidencial, si no que dependen de los informes que producen y entregan a la justicia” insistió Marteau. Los mismos informes que ignoró Federici para cerrar el expediente.

La designación de Federici al frente de la UIF ya había sido polémica desde el día uno. La postulación en enero de 2016 de Federici para dirigir la UIF y de María Eugenia Talerico, su segunda, fue objetada por sus estrechos vínculos con el HSBC, investigado por la UIF por lavado de activos.

Talerico fue directamente la abogada del HSBC que defendió al banco ante la UIF en tres distintas investigaciones por presunto lavado.

El gran ganador por la decisión de la UIF es Gabriel Martino, CEO del HSBC, un hombre muy cercano al presidente Macri que no dudó en señalar días atrás a pesar de la dura crisis económica y social que atraviesa el país que “Mauricio Macri va a ser reelecto el año que viene”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *