DECRETO: El Gobierno reglamentó el alcance de Ganancias y desde cuándo se pagará por renta financiera

f800x450-496352_547798_17

Este jueves en el Boletín Oficial publicaron los nuevos alcances del Impuesto para el año 2019, que apuntará a gravar a los rendimientos de bonos y de plazos fijos.

El Gobierno publicó este jueves la última parte de la reglamentación del cobro de impuesto a las Ganancias a la renta financiera, que apuntará a gravar con ese tributo a los rendimientos de bonos y de plazos fijos. La medida fue oficializada en el Boletín Oficial, por Decreto 1170/2018.

En términos generales, se pagará entre 5 y 15% de la renta que exceda los $67.000 anuales. De acuerdo a lo que ya se conoce sobre la renta financiera, la ganancia originada en instrumentos en pesos pagará 5% de impuesto a las Ganancias sobre el mínimo no imponible, de $66.917,91 anuales. Por su parte, la renta producida por activos en dólares o en pesos ajustables por inflación (UVA o CER), tributará una alícuota del 15% sobre ese mínimo de casi 67.000 pesos.

De esta manera, según la reglamentación, a partir de enero y por todo el 2019 para un asalariado que no tiene ninguna carga de familia ni aplica deducción por gasto, habrá una carga impositiva a partir de un salario promedio mensual de $38.301. Además, una de las novedades de la reglamentación es la puesta en marcha sobre la imposición de las rentabilidades obtenidas por inversiones financieras: la declaración y pago deberá hacerse durante 2019.

En cuanto a las deducciones, se fijaron $497.924,12 para el 2019. Los hijos menores o incapacitados para trabajar para 2019 se descontarán $40.361,43. Para el cónyugue sólo si no tiene ingresos propios será de $80,033,97. Los sueldos y contribuciones por servicio doméstico $85,848,99 para 2019.

En cuanto al alquiler de vivienda, se aplica el 40%, con los mismos máximos que rigen para el servicio doméstico. Los intereses de créditos para vivienda, tiene un tope de $20.000 por año. Los seguros de vida y gastos por sepelio, hasta $996 por cada caso, por año. Para los honorarios médicos, rigen los topes vinculados al monto de ingresos.

En tanto, los jubilados pagarán ganancias a partir de cobrar el equivalente a seis haberes mínimos. Los autónomos recibirán un alivio porque se acorta la brecha con los asalariados, para 2019 la cifra será de $257, 546 si no se aplica ninguna deducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *