PAÍS: Encontraron el cuerpo de Carla Soggiu en el Riachuelo

f800x450-501161_552607_0

El cuerpo de la mujer de 28 años fue hallado este sábado en el Riachuelo a la altura del barrio porteño de Barracas.

Tras varios días de desesperada búsqueda, este sábado fue hallado el cuerpo de Carla Soggiu, de 28 años, en el Riachuelo a la altura del barrio porteño de Barracas. Tras realizarle la autopsia, se conoció que la mujer falleció por “asfixia mecánica por sumersión”, o dicho de otra manera se ahogó, y que no sufrió violencia. Asimismo, advirtieron que su deceso ocurrió el mismo día en que accionó el “botón antipánico”.

Durante la mañana de este sábado, el cuerpo de Carla fue encontrado por personal de limpieza del Riachuelo, a la altura del barrio porteño de Barracas, quienes notificaron del hallazgo a Prefectura Naval. Asimismo, se conoció que los restos de la mujer pudieron ser identificados mediante un tatuaje, la ropa y un piercing, ya que el cadáver presentaba un avanzado estado de descomposición.

Por otro lado, según las primeras informaciones que trascendieron de la autopsia, Soggiu falleció por “asfixia mecánica por sumersión”, es decir que se ahogó en el Riachuelo, al tiempo que advirtieron que no habría sufrido violencia, ya que los especialistas del Cuerpo Médico Forense aseguraron que el cuerpo no presentó ningún tipo de herida o golpe.

“Nosotros llegamos a las 6:40 y vimos el cuerpo. Apareció contra una barrera de contención que hay acá. Estaba muy hinchado. Nuestro encargado llamó a Prefectura”, relató uno de los trabajadores del lugar en declaraciones al canal de noticias C5N. Al tiempo que se conoció que entre sus ropas encontraron el celular que tenía las funciones de botón antipánico, el cual será peritado por solicitud del fiscal César Augusto Troncoso en las próximas horas, aunque aún no dieron con su teléfono móvil.

Vale recordar que la mujer estaba desaparecida desde el último martes y tenía un botón antipánico desde fines del año pasado, pues había denunciado a su expareja y padre de sus dos hijos por agresiones y violación, por lo que el hombre tiene una restricción de acercamiento. Es por eso que se conoció la última conversación que mantuvo Carla con la operadora del botón antipánico el martes por la noche.

“Siento olor a combustible. Tengo agua en las piernas y en la cara”, fueron las últimas palabras que la mujer dijo antes de que se cortara la comunicación, pero antes había advertido que pensaba que se encontraba en una villa, por lo que la operadora de la Central de Alarma de la Policía le pidió que llegue hasta la calle Beruti.

Según habían explicado desde su entorno familiar Soggiu padecía una hidrocefalia, es decir que tenía acumulación de líquido dentro de las cavidades profundas del cerebro que había sido controlada mediante una válvula, pero que por esta patología podría tener momentos de desorientación. Aunque su padre aclaró que “jamás se perdió, solo tenía mareos y perdía el equilibrio, pero ese problema fue solucionado por la operación”, sin embargo sospechan que luego de los maltratos que sufrió por parte de su pareja podría haber algunas consecuencias para su enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *