ELECCIONES 2019: “Cristina Kirchner me dijo que no veía mal lo de Lavagna”

f800x450-504962_556408_10

El expresidente Eduardo Duhalde volvió a insistir sobre la candidatura a presidente del exministro de Economía.

“Cristina Kirchner me dijo que no veía mal lo de (Roberto) Lavagna”, aseguró Eduardo Duhalde al volver a impulsar la candidatura a presidente del exministro de Economía y agregó: “Si uno convoca a una unidad nacional no puede haber exclusiones”. “Estoy involucrado en hacer entender a los dirigentes de distintos partidos que la Argentina no tiene ninguna posibilidad si no armamos una gran coalición con mayorías parlamentarias”, agregó el expresidente.

No es nuevo que el exgobernador bonaerense insiste notablemente en la presencia del economista entre los candidatos para las elecciones presidenciales. En esta oportunidad, lo reiteró durante una entrevista con el matutino porteño La Nación, donde además habló sobre unidad opositora y un acercamiento con la expresidenta y actual senadora de Unidad Ciudadana.

“Hace un tiempo, Cristina me envió algunos mensajes por intermedio de sus amigos, y en uno de ellos me decía que no veía mal lo de Lavagna, pero no sé..”, afirmó Duhalde, al tiempo que al referirse a la oposición y el peronismo antikirchnerista advirtió: “Si uno convoca a una unidad nacional no puede haber exclusiones”, por lo que admitió que está “hablando con gente de todos los partidos”.

En ese sentido, el expresidente afirmó: “Estoy involucrado en hacer entender a los dirigentes de distintos partidos que la Argentina no tiene ninguna posibilidad si no armamos una gran coalición con mayorías parlamentarias. Me estoy ocupando de eso porque tengo experiencia y he cometido muchos errores y aciertos”.

“Para mí, es Roberto (Lavagna)”, dijo Duhalde, a pesar de resaltar su diálogo con distintos actores políticos, y agregó: “Puede aparecer otro. Para mí, el candidato es él, por razones muy claras, se ha llevado muy bien con todo el mundo. Yo rechazo absolutamente las peleas, no me vas a escuchar hablar mal de un presidente”.

Además, el exgobernador bonaerense admitió que se mantiene en contacto con el exmandatario y actual senador Carlos Menem. “Lo fui a visitar, acá, en su casa de Buenos Aires. Tengo aprecio por Menem. Cómo no tenerlo. Vivimos juntos momentos difíciles, muy difíciles, fui un vicepresidente incómodo” y advirtió que “las iglesias” católicas, evangélicas, judías y musulmanas deben “convocar” a un diálogo con los distintos actores de la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *