Según un estudio de la UCA, la cifra de la pobreza estructural llegó al 31,3%

f800x450-458741_510187_0

Agustín Salvia, director del Observatorio Social de la Deuda de la UCA, manifestó que ”dos de cada diez argentinos estarían afectados por condiciones de extrema pobreza”.

Agustín Salvia, el director del Observatorio Social de la Deuda de la UCA, estuvo en el programa radial Mañana Sylvestre y adelantó que “en el tercer trimestre de 2018 la pobreza por ingresos había aumentado del 28,2 al 33,6%”. En esta ocasión, la Universidad Católica Argentina analizó la pobreza estructural o pobreza multidimensional.

Salvia enumeró una serie de patrones que indican que la pobreza aumentó, como la falta de trabajo, la situación de pobreza por ingresos y al mismo tiempo las personas que carecen de servicios de salud, servicios básicos. Según la UCA, la cifra de pobreza estructural llegó al 31,3%, “la más alta de la década”, destacó el director.

“Casi dos de cada diez argentinos estarían afectados por condiciones de extrema pobreza”, aseguró Salvia. Uno de los datos recolectados por el informe asegura que además de llamar la atención la carencia de ingresos en el sector pobre, hay inseguridad alimenticia, falta de cobertura de salud y conexión a agua corriente o energía, por consiguiente, que no haya nadie en el hogar que posea un trabajo estable vinculado a la seguridad social.

En relación a los informes del INDEC, Salvia comentó que tienen otros instrumentos, es otro el cuestionario. “El INDEC sin duda va a dar un aumento de la pobreza por ingresos, que nosotros ya hemos registrado. Seguramente la pobreza va a aumentar en forma importante debido a la recesión y la inflación”, puntualizó.

El informe de la UCA, según el director del Observatorio Social de la Deuda, investiga no solamente la dimensión monetaria para evaluar la situación social de la gente. Por ejemplo, el estudio arrojó que el acceso a cloacas, agua corriente y mejoras en el medio ambiente tuvieron una mejora, pero empeoraron otros aspectos como “el acceso a un trabajo con seguridad social, acceso a la salud, acceso a la educación de la población adolescente o jóvenes”.

Salvia informó que estos estudios se realizan desde el 2010, este año actualizaron el marco de la muestra, como hizo el INDEC. La pobreza multidimensional significa ser pobre por ingresos y por carencias tales como necesidades básicas. Salvia los porcentajes pasaron de 18,6 en 2016 a 16,7 en 2017, para luego volver a incrementar en 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *