LA BANDA: Tres mujeres resultaron con lesiones y heridas de arma de fuego en robo a una despensa

movil

El fiscal Pablo Moya, de la circunscripción Banda del Ministerio Público Fiscal, intervino a raíz de un procedimiento policial que le informó del ingreso de al Centro Integral de Salud Banda de tres personas lesionadas producto de un hecho ilícito.

El hecho ocurrió en momentos en que el fiscal Moya se encontraba de turno, ayer domingo 9 del corriente, en horas de la tarde.

Las personas en cuestión, de apellido Díaz las tres, viven en Villa Griselda, sector que compete a la Comisaría Comunitaria N.º 13.

EL HECHO

Personal de la mencionada Comisaria se dio cita, apenas conocido el hecho, en dependencias de nosocomio citado, donde fueron informados que alrededor de las 17 horas ingresaron tres personas lesionadas, mujeres de apellido Díaz, dos de ellas con heridas producidas por un arma de fuego. Una de ellas, de 25 años, presentaba una herida en su pierna izquierda mientras que la otra, de 17 años, en su pantorrilla derecha. Finalmente, la tercera mujer, la mayor de las tres, de 40 años, presentaba golpes en su rostro.

Tras la revisación del medico de guardia, se determinó que todas estaban fuera de peligro

según los testimonios recogidos por el personal policial la familia se encontraba reunida en su vivienda del barrio Villa Griselda de la ciudad de La Banda, donde poseen una pequeña despensa a la cual ingresaron dos hombres. Uno de ellos extrajo de entre sus prendas de vestir un arma de fuego de tipo revolver con la cual las amenazó y exigió que les entregaran el dinero. Al negarse a ello, una de la mujeres, la mayor de ellas, fue atacada con la culata del arma, propinándole golpes en su rostro, lo que le ocasionó cortes en el cuero cabelludo y el rostro.

También declaró que el atacante hizo un disparo ocasionando una herida a una de las jóvenes, hija de la declarante. Y también habiendo herido a un amigo de la familia que se encontraba de visita.

También declaró que los atacantes tenían tonada porteña, y nunca habían sido vistos en el vecindario.

Los atacantes se dieron a la fuga, sin llevar nada en apariencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *