Trump se lanza a la reelección con el mismo mensaje anti inmigrante del 2016

5d0a118ee4b64_940_529!

En Orlando se jactó que tras sus presiones México hizo más por detener a los migrantes en diez días que los Demócratas en diez años.

“¡Estamos en territorio MAGA!”, exclamó este martes Donald Trump ante 20 mil de sus seguidores más fieles en Florida, en referencia al acrónimo Make America Great Again, confirmando que lo que se viene es un remix potenciado de sus éxitos del 2016.

El presidente escogió la ciudad de Orlando como base de lanzamiento para su campaña por la reconquista de la presidencia en 2020. La escena era impresionante. El lujoso Amway Center, hogar de los Orlando Magic de la NBA, estaba a reventar de gente. Las calles bohemias del centro de la ciudad plagadas de hombres y mujeres blancos con gorras rojas y la frase que catapultó a Trump a la Casa Blanca hace casi tres años: Make America Great Again. Todos los bares de la zona transmitieron en vivo el mensaje del mandatario como si se tratara del Superbowl o el último juego de la Serie Mundial. Es innegable: Donald Trump sabe montar y sacar provecho de un buen espectáculo.

Pero la premisa del presidente es falsa. Orlando, al igual que la mayoría de las ciudades del país, no es territorio MAGA. Los centros urbanos tienden a ser liberales, y es ahí donde reside el problema. En dos años y medio de trabajo -dos de ellos controlando por completo el Congreso- Trump ha sido incapaz de incrementar su base de votantes y de encontrar un nuevo mensaje. El evento del martes lo dejó muy claro. Su apuesta es la misma que en 2016: usar el mensaje antimigrante y nacionalista para asegurar los votos más radicales. Habrá que ver si cuatro años después el resultado es el mismo.

Aunque es verdad que la decisión de López Obrador de abrir la frontera sur durante el inicio de su mandato -ahora revisada luego de la amenaza de imponer tarifas de Trump-, disparó hasta el cielo el número de migrantes y caravanas que cruzaron México desde Guatemala para intentar ingresar a Estados Unidos, colapsando los sistemas de la frontera y dándole cuerpo al mensaje alarmista del republicano. Las cifras oficiales indican que el flujo de inmigrantes pasó de 100.000 en marzo a casi 150.000 en mayo.

La promesa de López Obrador de enviar tropas a la frontera genera malestar en la cúpula militar

Esta noche sus seguidores y las cámaras de todo el país brincaron en el tiempo a la época dorada de la campaña presidencial de 2016. El presidente no hizo más que repetir -acaso hacer un remix- de sus grandes éxitos del pasado. Build the Wall. Lock her up. Drain the swamp. Los mantras trumpianos siguen vigentes porque el presidente no ha podido cumplir sus promesas. Ni construyó el muro, ni encarcelo a Hillary, ni drenó el “pantano” del establishment en Washington. Más que gritos de guerra deberían de convertirse en reclamos legítimos de la palabra incumplida.

Trump no hizo más que remixar sus grandes éxitos del pasado: Build the Wall. Lock her up. Drain the swamp. Los mantras trumpianos siguen vigentes porque hasta ahora no pudo cumplir sus promesas. Ni construyó el muro, ni encarcelo a Hillary, ni drenó el “pantano” del establishment en Washington.

De nuevo celebró el triunfo que nadie podía creer en la elección pasada. “Pregúntenles a ellos”, sugirió señalando al pool de prensa que asistió a transmitir su mensaje. La respuesta del público, como es tradición, fue un violento abucheo contra los medios. “Esas son muchas fake news allá atrás”, respondió Trump avivando el fuego de sus seguidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *