BRASIL: Testigo clave contra Lula reconoció que fue apretado para acusar al ex presidente

1561504458440

Lo hizo al testificar en otro caso ante la Justicia de São Paulo. Allí se refirió a la investigación sobre la casa en Atibaia, por lo que Lula fue condenado y permanece en prisión.

Un ex director de Odebrechet reconoció que fue apretado para “construir una historia” para meter preso a Lula, según contó en la Justicia y desata un escándalo en Brasil. Se trata del exdirector general de la constructora brasileña Odebrecht, Carlos Armando Paschoal, quien declaró ante la Justicia de San Pablo.

Afirmó que fue “casi obligado a construir una historia” para perjudicar al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, cuando se presentó como ‘colaborador’ en la megacausa ‘Lava Jato’, según informó Tiempo Argentino.

Durante una audiencia, Paschoal se refirió específicamente a la investigación que giró en torno al presunto pago de sobornos para la reforma de una casa de fin de semana en Atibaia, São Paulo, supuestamente financiada por las constructoras OAS, Odebrecht y Schahin.

En febrero de 2019, la Justicia brasileña aseguró que el líder del PT había recibido un millón de reales (unos 270.000 dólares) por las reformas del inmueble y lo condenó a 13 años de prisión por “corrupción y lavado de activos”.

Este hecho sucede en medio de las filtraciones de los chats entre el ex juez Sergio Moro y los fiscales y ministros para encarcelar a Lula. Moro hoy es el ministro de Justicia de Jair Bolsonaro.

“En el caso del sitio [de Atibaia, la casa en cuestión], que no tengo absolutamente nada que ver, por ejemplo, casi me coaccionaron para que diera cuenta de lo que había sucedido. Y yo, en realidad, en ese caso, identifiqué al ingeniero para hacer el trabajo. Tuve que construir una historia”, advirtió el empresario. El ex funcionario dijo que se vio obligado a señalar algo como “mira, esto sucedió, esto, esto y aquello”, y apuntó “al ingeniero que hiciera las obras”.

Por su lado, el abogado de Lula, Cristiano Zanin Martins, aseguró que la defensa del expresidente ya había advertido sobre la existencia de una estrategia político-judicial para inculpar a su cliente y mandarlo a la cárcel. “Solo refuerza lo que dijimos”, enfatizó.e 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *