Con aumentos del 30%, alquilar en vacaciones la Costa Atlántica no bajará de los $17 mil

0036991065

Así lo advirtieron desde el Colegio de Martilleros de la zona, donde detallaron los costos de acuerdo con el tipo de unidad.
Los alquileres en la Costa Atlántica tendrán este verano aumentosque rondarán el 30%, según el Colegio de Martilleros de la zona.

De este modo, la quincena por un departamento monoambiente en Mar del Plata excederá los 17 mil pesos. Sin embargo, el titular de la entidad, Miguel Ángel Donsini, aseguró que este año los valores estarán ajustados según las paritarias y no a la inflación.

De acuerdo con los valores oficiales del Indec, la inflación anualizada se ubica en casi 55% y es posible que continúe al alza por el impacto de la devaluación tras las PASO.

Según la entidad, alquilar un monoambiente por una quincena -dependiendo de la zona y los servicios- se ubicará en torno a los 17.550 pesos. En el caso de un dos ambientes (para 3 o 4 personas) arrancará en 22.750 pesos y los de tres ambientes, partirá de 27.300 pesos.

Quienes quieran alquilar un chalet de tres ambientes, deberán considerar un piso de 32.500 pesos.

“Esta va a ser una temporada de seis puntos”, evaluó Donsini durante una conferencia de prensa y pronosticó que “los valores competitivos” permitirán morigerar los efectos de la devaluación.

“Estas van a ser vacaciones cortas. El año pasado pensábamos en una temporada de siete puntos, y para esta pensamos que va a ser de seis”, reconoció. “De todas maneras, esos seis puntos esperamos que sean plenos: vamos a intentar dar el mejor servicio que pueda dar Mar del Plata”, agregó.

“Es un momento muy difícil para el país. En un momento pensamos que iba a ser una crisis chica, pero fue bastante larga, complicándose con las elecciones presidenciales, que siempre traen alguna dificultad a nuestro mercado”, expuso.

Destacó la importancia del turismo en Mar del Plata y el resto de la costa porque “es una de las industrias que más derrama en todos los sectores sociales, no solamente al propietario de un hotel o restaurante, le llega hasta el último empleado y último barrio de cualquiera de los barrios de la ciudad”.

En cuanto a reservas, Donsini señaló que “hay consultas y contratos realizados, hay gente que comenzó a hacer las operaciones para congelar el precio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *