Profundizan investigación sobre la denuncia contra una madre violenta

MARTA-OVEJERO-01

La fiscal Marta Ovejero de la Unidad de Violencia de Género e Intrafamiliar de la Circunscripción Banda del Ministerio Público Fiscal ordenó la realización de un informe socio ambiental con relevamiento vecinal y de concepto en el domicilio de la mujer denunciada porque habría golpeado con un cable sus hijos.

Asimismo, confirmó que ya tiene concedido un turno para que los hijos de la denunciada declaren en Cámara Gesell esta semana.

Los hechos

Dos adolescentes huyeron de su casa y pidieron ayuda a su padre, ya que su madre -una empleada de tránsito de la Municipalidad de La Banda- los había atacado con un cable, enojada al parecer porque éstos no se despertaron para abrirle la puerta cuando regresó de trabajar.

Según informó la policía, la denuncia fue realizada por el padre de los menores, un albañil de 44 años residente en el barrio Mercantil, quien contó a los efectivos policiales que tiene tres hijos con la acusada.

Destacó que los menores -de 12 y 15 años- residen al cuidado de su madre desde hace dos años aproximadamente y que él tiene un régimen de visita amplio, ya que está en permanente contacto con las víctimas.

Sobre el grave hecho contó que el día lunes recibió un mensaje de WhatsApp de su hijo mayor -un adolescente de 18 años- quien le informaba que su hermana (15) quería hablar con él.

Ante el pedido de la adolescente, el albañil se trasladó hasta la casa de su ex y cuando se encontraba en la esquina del inmueble fue sorprendido por la menor y su hermano de 12, quienes habían escapado de la casa.

Allí los menores le contaron que su madre los había golpeado. Según revelaron los chicos, la empleada de tránsito no les había dado permiso para ir a la casa de su padre, ya que temía que ellos le mostraran las heridas que tenían.

La adolescente, quien salió con su hermana, fingiendo que iba a una clase de ballet, reveló que la golpiza ocurrió el día domingo, cerca de las 9.30 cuando ellos se encontraban descansando.

Según explicaron los adolescentes a su padre, la noche del sábado su madre les había dado permiso para que concurrieran a la fiesta de cumpleaños de un vecino, a pocos metros de su casa, desde donde regresaron cerca de las 5.30, y se acostaron a dormir.

Cuando ella regresó de su trabajo, cuatro horas más tarde, golpeó la puerta, pero los menores nunca abrieron por lo que ella tuvo que ingresar a la casa por una ventana.

La mujer se dirigió a la habitación donde descansaban sus hijos y a los gritos los levantó de la cama acusándolos de estar ebrios. Los menores le explicaron que no era así, pero nada habría hecho entrar en razón a su madre.

Según contaron los menores, la acusada los atacó a golpes con un cable trenzado, provocándole lesiones en los brazos y costillas. Además tenían moretones en el cuerpo.

La policía informó de la situación a la Dra. Marta Elena Ovejero -coordinadora de la Unidad de Violencia de Género e Intrafamiliar- quien ordenó que los chicos fueran examinados por el médico de Sanidad y queden al cuidado de su padre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *