Fariña costó más de siete millones de pesos por el armado de una causa contra Cristina Kirchner

1564428573621

Fue protegido durante tres años y medio y recibió suntuosos beneficios: alquileres costosos, libertades, un auto pago y una prepaga. Además, le equipó la casa al padre y le pagó otra obra social.

Durante su indagatoria, Cristina Kirchner mencionó el uso de las herramientas del Poder Ejecutivo para armar causas contra ella y sus exfuncionarios. Hizo foco en la Agencia Federal de Inteligencia, la Unidad de Información Financiera, la Oficina Anticorrupción y el Programa de Testigos Protegidos. En este último punto, se centró sobre la figura de Leonardo Fariña y los «guiones» que el Gobierno macrista le bajó a él y muchos de los que testificaron contra el kirchnerismo. El Destape pudo reconstruir, en exclusiva, que «rodete» (apodo suministrado por el hombre en cuestión) le costó más de siete millones de pesos al Estado y fue uno de los hombres VIP de Germán Garavano, ministro de Justicia.

En la causa que investiga una red de espionaje ilegal, en Dolores, «uno de los que ha ‘suministrado información’ fue un arrepentido, el señor Fariña», dijo CFK el lunes ante el Tribunal Oral Federal N°2. Tal como pudo verificar este medio, «rodete» le costó al Estado al menos $7.567.812 (declarados), sin contar los gastos operativos, los autos de custodia y los sueldos de los efectivos de seguridad destinados a cuidarlo. Por lo tanto, se trata de un piso destinado sólo a darle un alto estilo de vida.

Con la excusa del cambio de Gobierno, el macrismo alertó sobre la necesidad de modificar este área por los peligros que podrían recaer sobre los testigos que apuntaron contra el kirchnerismo. Lo que no dijeron es que altos funcionarios del Programa en cuestión se llevaron copias de los expedientes que estaban en su poder. Direcciones, montos, nombres, teléfonos, vínculos. Información reservada que no debería llevarse consigo ningún directivo y que ponen en peligro a todos los testigos.

Fariña ingresó al Programa Nacional de Testigos Protegidos e Imputados el 8 de abril de 2016 y renunció el 21 de noviembre de este año. Pasó más de 40 meses dentro de este sistema, cuando la ley sólo permitía seis. Mauricio Macri, por decreto de necesidad y urgencia, modificó esta legislación para crear una Agencia y extender el plazo de pertenencia hasta 36 meses. Muy cercano al tiempo pasado por «el valijero», figura clave para el armado de la causa conocida como «la ruta del dinero K».

Su incorporación al Programa necesitó de los argumentos y la venia del propio Germán Garavano, de quien depende este organismo. Según declaró Giselle Robles, exabogada de Fariña a El Destape, el encuentro con el Ministro se concretó por medio del periodista Luis Majul, que facilitó el contacto. La reunión se dio y ‘rodete’ «le comenta que estaba próximo a dar su ampliación de indagatoria y Garavano le dice que continúe en la misma línea que hasta ahora».

Fuente: eldestapeweb.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *