ALARMA POR HANTAVIRUS: Hay tres pacientes en observación en San Martín de los Andes

hospital-ramon-carrillo_153__crop_629x356_th

Están internados en el Hospital Ramón Carrillo. En Entre Ríos dos primas murieron e investigan si se debió a la afección que azota a Chubut.

A las nueve víctimas fatales y los 26 casos confirmados de hantavirus en Epuyén, Chubut, se sumó este jueves la internación en San Martín de los Andes de tres personas que podrían estar infectadas por el virus.

Los pacientes se encuentran en el hospital Ramón Carillo y según informaron las autoridades médicas de la institución, los tres se encuentran bajo estudio pero negaron que estén infectados.

“Ante la sospecha o posibilidad de una enfermedad semejante, se activaron los protocolos correspondientes y a partir de ese momento se decidió monitorearlos”, aseguraron en un comunicado. Para confirmar la presencia de la enfermedad, se envían muestras de sangre al Instituto Malbrán de Buenos Aires, el centro que confirma oficialmente si una persona padece el virus.

Esta región del sur del país es propicia para la propagación de hantavirus porque es el ambiente natural del ratón colilargo, único roedor capaz de transmitir el virus. El brote se inició hace más de un mes y hasta el momento no logró ser controlado por las autoridades sanitarias de la Provincia.

El gobierno de Chubut dispuso el “aislamiento preventivo de personas”, mediante una denuncia ante el Ministerio Público Fiscal de Esquel, realizada por el ministro de Salud Adrián Pizzi. En la presentación solicitó que se interpongan medidas legales para garantizar la preservación de los casos afectados.

Preocupación en Entre Ríos

Dos primas de 10 y 13 años de Nogoyá, Entre Ríos, murieron en los primeros días del año. La mayor falleció el 1 de enero en el Hospital San Blas y la segunda el último miércoles en el mismo centro médico, según consignó Clarín. Una de las víctimas habría tenido un pico de fiebre repentino y entró en estado de coma. Los médicos no pudieron sacarla del paro. El otro caso llegó a la clínica con un cuadro gastrointestinal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *