AÑO NUEVO: Unas 176 personas fueron atendidas en el Hospital de Quemados

media-photo_5a4a253ca4d76178ffbd5ed3_640w

De acuerdo con los primeros registros, al menos 176 personas- de las cuales 12 son menores de edad- fueron atendidas en la guardia del Hospital Municipal de Quemados, del barrio porteño de Caballito, con heridas de distintas consideración.

Aunque la cifra “puede aumentar hasta el mediodía” cuando empiecen a llegar los pacientes del Gran Buenos Aires, planteó la jefa de guardia Analía Aloisio.

Aloisio recomendó que ante una herida por quemadura, provocada con pirotecnia, debe tratarse la zona con “alguna crema con analgésico antes de vendarla y trasladar al herido al hospital”. Y explicó que refrigerar la herida “con agua fría o gel” puede ayudar a disminuir el dolor.

De acuerdo a Silvio Luis Aguilera, Director Médico de Vittal, los accidentes con pirotecnia más frecuentes suelen ser las quemaduras y las zonas más afectadas son brazos, manos y rostro.

¿Qué hacer ante una quemadura?

En quemaduras por fuego, lavar la zona con agua fría y cubrirla con gasas estériles o con telas limpias y húmedas. El dolor de las quemaduras pequeñas cede fácilmente al contacto con el agua fría. En el caso de grandes quemaduras, se debe buscar una manta, mojarla completamente con agua fría y cubrir a la víctima.

Es importante retirar anillos, pulseras u otros elementos que causen presión sobre la zona quemada.

Si la quemadura es en los dedos, separarlos con gasas húmedas antes de vendarlos.

Tras los procedimientos básicos, trasladar inmediatamente al quemado al hospital o centro asistencial más cercano.

No hacer presión en la zona ni aplicar lociones, cremas, ungüentos, hielo, pasta de dientes, alimentos congelados, grasa. Tampoco remover la piel resquebrajada o reventar las ampollas.

Si se afectan los ojos:

Frente a un accidente, hay que lavar el ojo con abundante agua y recurrir de inmediato a un control con un especialista. No hay otras medidas que puedan hacerse en forma casera, ya que otras cosas que se puedan realizar podrían ser contraproducentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *