COPA LIBERTADORES: Boca sacó buena diferencia en la ida ante Cruzeiro

Boca vs Cruzeiro copa Libertadoras  19/09/18 Foto: Rafael Mario Quinteros

El equipo de Guillermo sacó a relucir la mística y en una noche bien copera le ganó 2-0 a Cruzeiro para llegar con una buena ventaja a la revancha del 4 de octubre en Belo Horizonte. Zárate y Pablo Pérez marcaron los goles de Boca, que ya piensa en River.

La titularidad de Pablo Pérez no se justificó hasta tanto metió ese estupendo pase con el que dejó mano a mano a Zárate en la jugada del 1-0. Una asistencia a lo Gago después de un comienzo bastante complicado en el que había perdido mucho y recuperado poco, con varios errores no forzados que bien pudieron haberle dado a Cruzeiro algo más que una situación de riesgo.

Es que el cambio de sistema que dispuso Guillermo para este partido no fue productivo. Amén de que el resultado haya sido positivo, sin Cardona a Boca le faltó juego. Zárate hizo un golazo pero no tuvo un buen rendimiento, Nández no fue importante en la marca y menos en el juego, Pavón se quedó sin quien le tirara esos pelotazos certeros y por ende la pelota no le llegó tanto a Benedetto. Pero tuvo un punto alto: Wilmar Barrios. Y en él se apoyó Boca para conseguir una victoria que vale oro.

Lo del colombiano fue brillante. A la importante cuota de recuperación a la que nos tiene acostumbrados le sumó la llegada al área. A la propia, para evitar que Cruzeiro alcanzara el empate. Fue un golazo de Barrios, que en el mejor momento de los brasileños puso el pecho (o la pierna derecha) y sacó a flote a Boca. Su magistral salvada sobre la línea mantuvo a resguardo el arco de Andrada, quien de nuevo terminó con la valla invicta.

Lo que desvirtuó todo fue la insólita expulsión de Dedé, a quien el paraguayo Eber Aquino echó apoyado en el VAR (¿?) tras un fortísimo choque de cabezas con el arquero de Boca. Esa diferencia numérica le dio aire al equipo de Guillermo, que pronto llegó al segundo de la mano de… Pablo Pérez. Sí, otra vez el capitán, en esta ocasión definiendo con un bombazo y anotándose en el casillero de los goleadores del partido.

El 2-0 a favor deja a Boca bien parado de cara a la revancha del 2 de octubre en Belo Horinzonte. Y también con vistas al superclásico del próximo domingo, en la Bombonera, contra un River que viene de empatar con Independiente por la ida de los cuartos de final de la Copa y que mostró falencias en lo defensivo. Ese es ahora el objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *