Cristina durísima con el paquete de reformas del Gobierno

f999x666-433669_528734_15

“Con nosotros nunca llega la crisis y con ellos nunca llega el bienestar’, lanzó. ‘Queremos un debate pleno y participativo, que la gente opine, sepa de qué se trata, porque el pueblo dice que quiere saber’, exigió

TUCUMÁN ─ Convocada por la presidente del justicialismo tucumano, Beatriz Rojkés, la senadora electa por Unidad Ciudadana Cristina Kirchner encabezó el cierre del “Encuentro de Mujeres Peronistas del Norte Grande”, donde agradeció la invitación de la esposa del ex gobernador José Alperovich al plenario, mientras se quejaba del calor característico de esta época en el jardín de la República.

La ex jefa del Estado arrancó su discurso diciendo “estoy muy feliz de estar en Tucumán” y subrayando que las personas que la acompañaron en el acto “están desde muy temprano”. Ante esto dijo: “Espero que la espera haya valido la pena. Recién cuando la compañera leía el compromiso de las mujeres peronistas del Nea y del Noa, y hablaba de recuperar y defender derechos que fueron conquistados en los gobiernos de Perón y Evita o en el que nos tocara encabezar en el gobierno del año 2003, sentía que debía estar aquí para reafirmar mi compromiso -de que vamos a defender como siempre lo hemos hecho los derechos de los trabajadores, de los jubilados, de los estudiantes, de los pequeños y medianos comerciantes-“.

Y continuó: “A pocos días de asumir una vez más como legisladora nacional, quiero decirles un par de cosas. En esta Argentina donde, de repente, se quiere esconder bajo el pomposo nombre de “reformas” lo que son lisa y llanamente pérdidas de derechos, quiero contarles que esta va a ser la tercera vez -12 años de legisladora nacional, la verdad que en esos años me tocó escuchar hablar también de reforma laboral y de tratar tratarlas en el parlamento, recalcó- que nos hemos opuesto a las reformas que simplemente son quitarles derechos a los trabajadores”.

“Nos opusimos a la reforma del 98 y en el año 2000 cuando se intentó hacer la Banelco -que fue en la primera Alianza- se decía que era para aumentar la producción y disminuir el trabajo en negro. Yo me acuerdo que decías desde un nivel teórico que no hay mejor garantía que crecimiento económico, no hay mejores oportunidades que una sociedad, que los trabajadores tengan derechos”, recordó.

Y siguió: “Me acuerdo que cuando decía estas cosas me miraban algunos entonces compañeros, más tarde opositores. Una compañera me decía vos tal vez hablas así porque no te toca o no tenés la responsabilidad de Gobierno y entonces es fácil tener esas posturas. Entonces, yo le dije, ya te vas a acordar porque vamos a ser Gobierno y vamos a demostrar que los derechos de los trabajadores no perjudican un proceso económico, al contrario, lo ayudan a crecer, a ser más robusto”, contó.
“Nos tocó ser Gobierno y cuando llegamos en la Argentina después de dos reformas laborales, teníamos dos dígitos de desocupación”, detalló Cristina Kirchner.

f768x0-433661_433679_2

Habló del default

“Se habían aplicados esas teorías que hoy nos quieren presentar como nuevas y como la solución a los problemas que creó este Gobierno porque los problemas que hoy tiene la Argentina los creó este Gobierno con sus políticas, vamos a decirle el régimen macrista, después de dos años de experimentos neoliberales, esta era la Argentina que recibíamos en 2003. Por 12 años no se hizo ninguna reforma laboral, al contrario, se recuperaron derechos de los trabajadores, además incluíamos a los millones de argentinos y argentinas que habían quedado a la vera del camino sin una pensión o jubilación”, sostuvo CFK.

Y continuó: “Con nosotros nunca llega la crisis y con ellos nunca llega el bienestar. No queremos reformas entre gallos y medianoche, no queremos tratamientos exprés de las leyes, no venían por mí, venían por todos ustedes, no tengan dudas”, lanzó.

“Está haciendo mierda la reforma previsional afecta a 17 millones de argentinos. Queremos un debate pleno y participativo, que la gente opine, sepa de qué se trata, porque el pueblo dice que quiere saber de qué se trata la reforma previsional, la reforma laboral y también la tributaria, porque intentan separar las cosas como si no tuvieran que ver”, dijo la ex mandataria.

“Son tres patas de un proyecto que apunta a destruir derechos a quitar derechos y garantías de los trabajadores y de todos ustedes. Veo gente muy joven que no piensa en jubilarse, pero escúchenme, la reforma también los va a afectar a ustedes”, advirtió. Y añadió: “Hoy un jubilado está percibiendo aproximadamente el 57 o 62 por ciento, un poco más, tal vez, que cuando estaba en actividad. Esto fue aconsejado por el FMI en su última visita, quieren que pase al 37 por ciento”.

“No lo van a ver en ningún diario, no lo van a escuchar en ninguna radio, no lo van a mirar en ningún canal de televisión, pero es la vida de ustedes la que se va a debatir en unos días en el Parlamento argentino. No dejen que lo hagan a puertas cerradas”, pidió. “Lo menos que podemos exigir es que sea un debate amplio y que cada uno sepa cómo le va a ir con esto. Queremos que queden constancias, porque la historia se tiene que escribir todos los días”, manifestó.

“Lo que tenemos que hacer, entonces, es exigir un debate amplio de las cosas que tenemos que debatir y discutir. Nos quieren envolver en discusiones y peleas entre nosotros. No le voy a dar el gusto a nadie, que no me vengan con Cristina sí o Cristina no. Venime con trabajadores sí o trabajadores no, no me jodan más”, lanzó.

“Voy a estar en el mismo lugar en el que estuve siempre del cual no me corrí ni un centímetro”, aseguró y manifestó “es necesario estar abierto a ideas nuevas pero esas ideas nuevas no pueden ir en contra del pueblo, porque entonces de nuevas no tienen nada: son más viejas que la injusticia”.
Por último, Cristina expresó “voy a estar en el mismo lugar de siempre. Cuando me opuse a aquellas reformas laborales era por convicción, era por historia. Hoy, después de la experiencia que hemos tenido en estos doce años podemos decir, entonces, que ya no es teoría. Que los que queremos debatir es la defensa de políticas públicas de derechos, que no solo generaron beneficios al pueblo sino a la Nación. Sino cómo hicimos para pagar la deuda externa sin pedirle un solo mango a nadie”, se preguntó y cuestionó: “Hoy tenemos un nivel de endudamiento sin precedentes por lo vertiginoso y rápido, en apenas menos de dos años más de cien mil millones de dólares”.

“Sin pretender tener la razón, simplemente, queremos que nos expliquen en un debate público y participativo por qué las políticas que hundieron al país en el 2001 ahora van a dar resultados. Que nos expliquen por favor, somos grandes”, exigió. Finalmente, rodeada de sus seguidoras, dijo: “Las voy a defender en una banca en el Senado de la Nación como siempre he hecho”, prometió.

https://twitter.com/intent/tweet?in_reply_to=932711125728116736

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *