Dos renuncias en Reino Unido hacen tambalear al gobierno de Theresa May

not_926936_09_132601_m

El canciller británico, Boris Johnson, anunció su renuncia en medio de una polémica en torno a las negociaciones sobre el Brexit llevada adelante por la premier Theresa May.

El anuncio se produjo a pocos minutos de una intervención frente a la Cámara de los Comunes de la misma premier, sobre el Brexit, donde May defiende su plataforma de salida de la Unión Europea.

Downing Street anunció el inminente nombramiento de un nuevo titular del Foreign Office, subrayando que May “agradeció a Boris” por el trabajo realizado, aunque dando a entender que seguirá adelante pese a los vientos de crisis.

También el ministro para el Brexit del gobierno conservador de Theresa May, David Davis, renunció al cargo en protesta por el giro hacia una negociación más suave con la Unión Europea, y fue reemplazado por Dominic Raab.

Raab, de 44 años, ocupará el cargo de Davis, de 69. Hasta ahora viceministro de Justicia, y exponente en el pasado del frente pro-Leave durante la campaña del referéndum de 2016, está considerado como uno de los jóvenes “leones tories”. Su elección se interpreta como un intento de May de salvar su propio cargo y los equilibrios internos dentro del Partido Conservador, cada vez más débiles.

En su carta de renuncia difundida durante la noche Davis tomó distancia en forma explícita de la nueva plataforma de negociación decidida por May el viernes frente al Consejo de Ministros, acusándola de haber “concedido demasiado y demasiado fácilmente” a Bruselas, y sin tener siquiera la garantía de tener que aceptar “nuevas concesiones”.

“Está claro que habría estado de más”, dijo Davis al motivar su renuncia. “Creo que May es buena premier pero tenemos estrategias diversas”, explicó a la BBC.

Por su parte el presidente de la Unión Europea, Jean-Claude Juncker, comentó con ironía la renuncia de Johnson, afirmando que “demuestra claramente que había gran unidad de visiones en el gobierno británico”.

“Los políticos van y vienen, pero los problemas que crearon para las personas quedan. El caos causado por el Brexit es el problema más grande en la historia de las relaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido, y aún está muy lejos de quedar resuelto, con Davis o sin él”, comentó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *