El Gobierno busca bajar la edad de imputabilidad a 15 años

ObtenerFoto_1_7

El Gobierno Nacional busca bajar la edad de imputabilidad a 15 años y planea que el proyecto de ley que trata el tema sea debatido el mes que viene en el Congreso, durante las sesiones extraordinarias de febrero.

Según publica Clarín, el proyecto sobre el nuevo Régimen Penal Juvenil tendrá una modificación y es en la edad: bajará de 16 a 15 años para los delitos más graves, en vez de a 14, como pedía el sector más duro.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, era una de las que estaba a favor de que la edad de imputabilidad bajara a 14 años. Luego de una reunión con el ministro de Justicia, Germán Garavano, habría dejado de manifiesto su conformidad con que la edad quede en 15, para uqe de esa manera finalmente se apruebe y reemplace la Ley 22.278, que data de 1980.

Con la baja de imputabilidad más moderada que la prevista inicialmente, desde el oficialismo son optimistas en que el proyecto salga aprobado el próximo mes.

El proyecto del nuevo Régimen Penal Juvenil contempla un sistema de escalas que varía según la edad. A los 15 años, los chicos serán imputables sólo por delitos considerados graves: homicidio, violación, lesiones gravísimas, secuestro extorsivo y robo con armas de fuego.

En cuanto a los mayores de 16 años y los menores de 18 años, serán imputables siempre que no se trate de un delito cuya pena máxima de prisión es igual o menor a tres años; y podrán ir a la cárcel cuando cometieran un hecho reprimido en el Código Penal con una pena máxima igual o mayor a diez años, precisó Clarín.

En el artículo 50 del proyecto, en todos los casos se establece que 15 años será el “plazo máximo” de prisión se le podrá imponer a adolescentes. También se aclara que “queda prohibida la imposición de reclusión y de prisión perpetua” para los menores.

También se incorporan “mecanismos no tradicionales de resolución de conflictos”, como la mediación, la conciliación y el acuerdo restaurativo para delitos menores, siempre con el aval de la víctima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *