ESCÁNDALO EN ESPAÑA: Una Ministra reveló “encuentros” de jueces y fiscales con menores

5babd0e8d3225_940_529!

En unos audios de 2009, la titular de Justicia habla con Baltasar Garzón de desplazar a policías y llama “maricón” a otro actual ministro.

El presidente español Pedro Sánchez no gana para sustos. Su gobierno va de escándalo en escándalo. Tras haber logrado él mismo salir airoso de las acusaciones de plagio de su tesis doctoral, ahora enfrenta otra crisis por unos audios de 2009 de su actual ministra de Justicia, Dolores Delgado, en los que revela un viaje sexual de jueces y fiscales, y habla abiertamente de presionar para desplazar a policías.

Los audios fueron revelados por el portal moncloa.com, recientemente lanzado, y desataron una tormenta sobre el gabinete de Sánchez y un intento del Partido Popular por desplazarla del cargo. Es que en los audios Delgado conversa abiertamente con un ex comisario preso por lavado de dinero y con el juez Baltasar Garzón, con quien habla de presionar para desplazar policías.

En ese entonces, Delgado era fiscal de la Audiencia Nacional y compartió un almuerzo con el entonces juez Garzón y un grupo de jefes policiales, entre ellos José Villarejo, acusado de lavado de dinero y preso desde noviembre de 2017 a la espera de juicio. En una conversación distendida, Delgado y Garzón aprovecharon para presionar al Director Operativo de la Policía para que fulminara a un comisario y un agente de la Audiencia Nacional (los tribunales federales de España).

El ex juez dice que el agente es cuestión “es de extrema derecha, es un facho de la hostia, es un borracho impenitente” y pide que lo saquen “pronto” de la Audiencia Nacional. En ese momento, en la conversación se menciona al entonces juez Fernando Grande-Marlaska, hoy ministro del Interior, y Delgado lo llama “maricón”. La ministra aseguró ahora que fue un “insulto fuera de contexto” y no una “expresión homófoba” hacia su compañero, que es homosexual.

El presidente de España acorralado por un presunto plagio en su tesis doctoral

En la conversación, la ahora ministra también cuenta que en un viaje de trabajo con jueces y fiscales a Cartagena, los hombres del grupo mantuvieron encuentros con chicas “menores de edad”. La entonces fiscal dice que se trataba de camareras de hotel. La revelación causó un escándalo en España y también en Colombia.

Las acusaciones a la ministra llevaron al Partido Popular y sus socios de Ciudadanos a reclamar la destitución de Delgado. En tanto, los izquierdistas de Podemos, aliados de Sánchez, también pidieron la salida de la funcionaria para descomprimir la situación. “No es aceptable que en España haya ministros que sean amigos de tipejos como Villarejo”, dijo Pablo Iglesias.

No obstante, Sánchez por ahora descartó echarla. “No vamos a aceptar chantajes”, declaró el Presidente en referencia a que se descuenta que el ex comisario Villarejo fue quien difundió los audios como método de presión para lograr la libertad. “No nos va a marcar la agenda política un corrupto que está en la cárcel”, agregó.

Sánchez también respondió a los reclamos del PP y Ciudadanos y afirmó que “si la oposición quiere hacer política a base de imposiciones de un chantajista es su responsabilidad”. Además, le aclaró a Podemos que “la composición del Gobierno” la decide él.

El temor en el Gobierno español es que Villarejo tenga más grabaciones de integrantes del Gabinete, ya que al parecer durante años se dedicó a grabar a políticos. El martes, la ministra dijo ser víctima de un “ataque institucional” y aseguró que no va a renunciar.

Sánchez ya perdió dos ministros por distintos escándalos. Primero fue el titular de Cultura y Deportes, Máxim Huerta, que renunció una semana después de asumir porque salió a la luz un fraude por más de 200 mil euros. Semanas atrás, la ministra de Sanidad, Carmen Montón, presentó su dimisión por irregularidades en la obtención de un máster.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *