FIN DE AÑO: Noche tranquila en la guardia del Hospital Regional

guardia regional

La lluvia parace haber jugado a favor de quienes trabajaron esta madrugada en el hospital Regional Ramón Carrillo. Es que, a diferencia de lo que ocurrió en la pasada fiesta de Navidad, se atendieron contados casos de urgencia: la mayoría fueron personas heridas al caer de sus motocicletas.

De acuerdo a lo informado desde el centro asistencial, muchos de los heridos cayeron de sus motos por que se encontraban ebrios. “Ninguno de los casos fue de extrema gravedad”, confió la fuente consultada.

Dispuesto a trabajar como el pasado 25 de diciembre, el servicio de urgencias del Sease 107 estuvo atento a todo, aunque esta vez todo fue más tranquilo. “Fue una guardia distinta a la de Navidad”, sentenciaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *