Garavano consideró “legal” la detención de Boudou

f999x666-423122_518187_0

El Ministro de Justicia y Derechos Humanos respaldó la decisión del juez federal Ariel Lijo, pero criticó, al igual que el presidente Mauricio Macri, la difusión de las imágenes del procedimiento

El Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, se metió de lleno en la polémica sobre la “doctrina Irurzur” y consideró “legal” la detención al ex vicepresidente Amado Boudou por enriquecimiento y asociación ilícita ordenada el viernes pasado por el juez federal Ariel Lijo.

“Entiendo que es una detención legal. Esto es distinto de la difusión de determinadas imágenes. Creemos que son cosas que no tienen que ver con el proceso penal”, manifestó Garavano en declaraciones a radio La Red, en donde además remarcó que la prisión preventiva “es un herramienta útil, pero debe tener una regulación específica”.

Asimismo, Garavano criticó la difusión de las imágenes de la detención del ex vicepresidente, que también generaron el enojo del presidente Mauricio Macri. “Son cosas que las fuerzas de seguridad y las autoridades judiciales tiene que evitar a toda costa”, indicó. Además resaltó que el juez Lijo y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich , “están llevando actuaciones” para tratar de identificar a los responsables de la filtración. El abogado de Boudou, Eduardo Durañona, denunció a la Prefectura, que estuvo a cargo del operativo, por la difusión de las imágenes.

Tras opinar que la detención de Boudou “es legal”, Garavano subrayó que la prisión preventiva “es una herramienta útil, pero debe tener una regulación mucho más específica y objetiva”. “El año pasado presentamos un proyecto en el Senado que establece causales objetivas para la prisión preventiva, que sea algo transversal y abarque los delitos por corrupción y los comunes”, explicó.

Es que, tal y como publicó este medio, en diferentes sectores del kirchnerismo comenzaron a dejar deslizar que comenzarán a utilizar como estrategia mediática la instalación de la “doctrina Irurzur” en relación al camarista integrante de la Salla II de la Cámara Federal que fue la que le ordenó al juez federal Luis Rodríguez el desafuero y posterior detención del ex ministro de Planificación Federal y actual diputado nacional, Julio De Vido, al considerar que podía llegar a entorpecer la investigación mediante la destrucción de evidencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *