El Papa Francisco, contra el aborto: “¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema?”

El Papa Francisco, contra el aborto: “¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema?”

11/25/2020 0 By MAD

El Sumo Pontífice envió una carta dirigida a un grupo de mujeres de las villas que le habían solicitado que intervenga sobre el proyecto de interrupción del embarazo.

El Papa Francisco se manifestó en contra del aborto. “¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema?”, afirmó en una carta dirigida a un grupo de mujeres de las villas que le habían solicitado que intervenga sobre el proyecto de interrupción del embarazo.

Dijo que “no es un asunto primariamente religioso”, sino “de ética humana, anterior a cualquier confesión religiosa”. Respondió así a mujeres de las villas Rodrigo Bueno, 31 y de José León Suárez. 

“Muchas gracias por su correo y por la carta de las señoras”, expresó el Papa en el texto con el que a través de la diputada nacional Victoria Morales Gorleri habló con las mujeres que pidieron su intercesión en contra de la iniciativa.

El Papa sostuvo que “realmente son mujeres que saben lo que es la vida” y pidió “por favor, dígales de mi parte que admiro su trabajo y su testimonio; que les agradezco de corazón lo que hacen, y que sigan adelante”.

“La patria está orgullosa de tener mujeres así”, manifestó el Sumo Pontífice en la carta difundida en la cuenta de Twitter La Esperanza Pto Madero @EsperanMadero, de la Parroquia La Esperanza de Puerto Madero, Iglesia del Corazón de Jesús UCA, Capilla Virgen de Caacupé, Villa Rodrigo Bueno. Francisco continuó el texto fechado el 22 de noviembre de 2020: “Y sobre el problema del aborto tener presente que no es un asunto primariamente religioso sino de ética humana, anterior a cualquier confesión religiosa”.

“Y hace bien hacerse las dos preguntas”, expresó el Papa y agregó: “¿Es justo eliminar una vida humana para resolver un problema?; ¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema?”. Asimismo, agradeció “por todo lo que hacen” y concluyó la carta: “Por favor no se olvide de rezar por mí; lo hago por usted. Saludos a su esposo y a su hija. Que Jesús le bendiga, y la Virgen Santa la cuide. Fraternalmente, Franciscus”.