La ONU repudió los escandalosos dichos de Trump sobre El Salvador, Haití y África

f999x666-440981_536046_0

‘Si se confirman, son comentarios vergonzosos por parte del presidente de Estados Unidos. Lo siento, pero la única palabra que se puede utilizar es racista’, dijo el portavoz de la oficina de DDHH de las Naciones Unidas

ESTADOS UNIDOS ─ Luego de los polémicos dichos del presidente estadounidense Donald Trump, que según informó la prensa descalificó como “países de mierda” a El Salvador, Haití y las naciones africanas, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) salió a repudiar las declaraciones del magnate tildándolas de “escandalosas”, “vergonzosas” y “racistas”.

“Si se confirman, son comentarios escandalosos y vergonzosos por parte del presidente de Estados Unidos. Lo siento, pero la única palabra que se puede utilizar es racista”, declaró a los periodistas Rupert Colville, portavoz de la oficina de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra. “No es únicamente una cuestión de vulgaridad del lenguaje”, afirmó, considerando intolerable denigrar así a países y a un continente entero y considerar que “toda su población, que no es blanca, no es bienvenida”. Estas palabras muestran “el peor lado de la humanidad, validando y alentando el racismo y la xenofobia”, agregó.

Trump recibía el jueves en el despacho oval a varios senadores, entre ellos el republicano Lindsey Graham y el demócrata Richard Durbin, para hablar de un proyecto bipartidista que propone limitar la reagrupación familiar y restringir el acceso a la lotería de permisos de residencia. A cambio, el acuerdo permitiría evitar la expulsión de miles de jóvenes, la mayoría latinoamericanos, que llegaron a Estados Unidos siendo niños.

“¿Por qué todas estas personas de países de mierda vienen aquí?”, preguntó Trump, según contaron fuentes al diario The Washington Post. Según estas fuentes, el presidente hacía referencia a países de África, así como a Haití y El Salvador, afirmando que Estados Unidos debería recibir en su lugar a ciudadanos de Noruega, con cuya primera ministra se había reunido la víspera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *