Movilización, insultos y suelta de globos negros contra Macri en Tucumán

f800x450-463357_514803_0

Durante su corta visita a la cuna de la Independencia, el Presidente estuvo acompañado por una comitiva de 70 funcionarios y fue custodiado por un operativo de seguridad que contó con 2500 policías.

Con un fuerte operativo de seguridad que lo mantuvo aislado dentro de la Casa de Tucumán, el presidente Mauricio Macri encabezó el acto por el Día de la Independencia, mientras que en los alrededores del museo histórico un grupo de manifestantes se movilizó con insultos contra el jefe de Estado y simbolizaron el rechazo a las políticas económicas de Cambiemos -que llevaron la vuelta de la Argentina al FMI- con la suelta de globos negros.

f768x0-463358_463376_0

Durante su discurso, este lunes, el líder del PRO remarcó en su visita al Jardín de la República que comparte “las angustias del momento”, aunque aclaró que “es importante saber que pueden variar los factores, así como varía el clima en una navegación”, pero que “el rumbo del barco está claro”. Sin embargo, el jefe de Estado sigue siendo repudiado por la gestión administrativa que lleva adelante su Gabinete y debido a las reiteradas veces que fue increpado en actos públicos en distintos puntos del país, el mandatario tomó medidas de prevención atajando a los manifestantes en su contra, sin embargo un grupo de tucumanos expresó su resistencia al canto de “Mauricio Macri la p… “.

f768x0-463359_463377_0

Por su parte, en su corta participación en el acto por el 9 de Julio, el mandatario hizo autocrítica y reconoció que “estamos pasando una tormenta, fruto de muchas circunstancias, entre ellas hay temas de nuestra propia gestión, de los mercados externos, de las políticas tomadas por los gobiernos anteriores, pero debemos tener confianza porque sabemos hacia dónde vamos y cómo vamos a lograr las metas que nos propusimos”, aseguró.

f768x0-463356_463374_0

En este sentido, el Macri le reclamó a los empresarios argentinos: “El mundo ya nos ha mostrado su apoyo, ahora es necesario que muestren también un mayor aporte. Sepan que ya no hay un Estado que aplasta y que pone trabas”, indicó. Luego se dirigió a los gobernadores para pedirles “que colaboren desde su lugar” para que haya un acuerdo por la ley de Presupuesto del año que viene y “así poder terminar con el déficit fiscal y vivir como las familias argentinas, con los recursos que tenemos”, dijo. Pero sus declaraciones no fueron suficientes para dejar un clima satisfacorio ni de gratitud ante las consecuencias que sufren día a día las clases trabajadoras debido a los fuertes ajustes que golpean al bolsillo de los más vulnerables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *