Para el Gobierno, causa de los cuadernos no tendrá “impacto tan fuerte” en la economía

not_930271_10_165851_m

Dante Sica consideró que “el impacto real sobre la economía” de la causa que involucra a ex funcionarios del Gobierno anterior y a empresarios “no será tan fuerte”. “Ahora observamos un impacto en el riego país o en la caída de las acciones, pero entiendo que hay una sobre reacción del sistema financiero internacional”, puntualizó el ministro de Producción.

La investigación por las presuntas coimas en la obra pública durante el kirchnerismo no sólo se coló de lleno en la agenda política. Los coletazos en la causa que lleva adelante el juez Claudio Bonadio también tienen su rebote en la economía. Por lo pronto, el ministro de Producción, Dante Sica, consideró que el impacto en el mercado argentino “no va a ser tan fuerte”.

“Los procesos de transparencia son importantes para el país. Los cuadernos y el Lava Jato son dos procesos distintos: las coimas no golpean a ningún funcionario de este Gobierno”, enfatizó el funcionario. En ese sentido, consideró que “el impacto real sobre la economía” de la causa que involucra a ex funcionarios del Gobierno anterior y a empresarios “no será tan fuerte”.

“Ahora observamos un impacto en el riego país o en la caída de las acciones, pero entiendo que hay una sobre reacción del sistema financiero internacional”, puntualizó Sica, en declaraciones formuladas a un canal de noticias.

Según dijo el ministro, “en Brasil la bomba neutrónica (del Lava Jato) se dio sobre Petrobras, la empresa más importante de ese país, y afectó a políticos que estaban en ese momento en el Gobierno. Acá vemos un proceso de coimas, cohecho y corrupción que no salpican a este Gobierno”.

“También en Brasil, la causa relacionó a empresas constructoras que no solo estaban en la industria de la construcción. Lo que pasó allí es que ante la crisis, esas compañías debieron liquidar activos que terminaron afectando la economía del país y, sobre todo, a políticos o funcionarios que estaban en ese momento en el Gobierno”, evaluó.

En este marco, el ministro expresó que, en materia económica, la Argentina refleja “los indicadores de los peores meses. La crisis cambiaria afectó y la inflación será más alta que la esperada, pero es la recesión más corta de los últimos años, porque el año terminará entre el 0 y el 0,5% de crecimiento”. “Habrá un amesetamiento y posterior crecimiento de la economía.
A partir de septiembre, la inflación se va a acomodar en el 2% mensual”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *