Procesan y embargan a Guillermo Moreno por irrumpir en una asamblea de Clarín

guillermo-moreno-durante-el-polemico-encuentro-de-accionistas-de-clarin-el-25-de-abril-de-2013-213186

Lo decidió el juez federal Rodolfo Canicoba Corral. El exfuncionario fue denunciado por agresiones verbales y amenazas durante el encuentro, ocurrido en 2013.

Guillermo Moreno sumó otro nuevo revés judicial. El juez federal Rodolfo Canicoba Corral lo procesó y le trabó un embargo de 10 mil pesos, por haber irrumpido en una asamblea del Grupo Clarín el 25 de abril de 2013. El entonces secretario de Comercio Interior Moreno fue denunciado por presuntas agresiones verbales y amenazas a accionistas, por lo que el magistrado decidió este lunes el procesamiento por el delito de turbación de una reunión lícita, que prevé de 15 a 3 meses de prisión.

La causa fue iniciada por el Grupo Clarín después de que el polémico funcionario irrumpiera en una asamblea de accionista, junto al entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, y el ex titular del Banco Central de la República Argentina, Alejandro Vanoli. El acusado, según la denuncia, les advirtió entonces a los accionistas que tuvieran cuidado” y les pidió: “Váyanse de la conducción de la compañía”.

Los funcionarios kirchneristas se presentaron ante la asamblea como apoderados de la ANSES, para hacer valer las tenencias del Estado por la minoría (9 por ciento, heredadas de la estatización de las AFJP), en una reunión que tenía previsto aprobar el balance 2012 del grupo. De acuerdo con el orden del día, en la reunión estaba previsto decidir sobre “distribución de dividendos o constitución de reservas” y “elección de los miembros titulares y suplentes del directorio” y de la comisión fiscalizadora, así como la “aprobación del presupuesto anual”.

El caso había sido archivado por supuesta inexistencia de delito por el propio Canicoba Corral, decisión que fue ratificada en 2014 por la Sala 1 de la Cámara Federal, integrada por los jueces Jorge Ballestero, Eduardo Farah y Eduardo Freiler. Los magistrados de la Sala III de Casación, Liliana Catucci y Eduardo Riggi, revocaron el archivo y ordenaron que se siguiera investigando al ex secretario de Comercio por este hecho.

En el fallo de este lunes, difundido por el Centro de Información Judicial, Canicoba Corral dio por acreditado que Moreno “mediante insultos y amenazas a quien presidía la referida asamblea y a los integrantes de la institución perturbó el normal desarrollo del acto, prolongándose por un tiempo excesivamente superior a lo habitual”.

“Analizadas mancomunadamente las declaraciones testimoniales, las video filmaciones y las versiones taquigráficas glosadas a la instrucción, evidencian que el entonces secretario de Comercio, en clara posición minoritaria (…), y teniendo en cuenta el contexto político que existía a la época entre el Gobierno y la empresa, sabía que era altamente probable que sus cuestionamientos sobre los puntos del orden del día no iban en línea con el voto mayoritario, motivo por el que recurrió –dolosamente- a perturbar la asamblea con insultos y amenazas al orador y a miembros de la asamblea”, señaló el juez.

Según el magistrado, el exfuncionario “ingresó al recinto intempestivamente junto a cámaras de televisión y personas que no cumplieron con la debida acreditación, y durante todo el acto llevó a cabo una actuación repudiable hacia los presentes”. “El escenario descripto y analizado a lo largo del presente, permitió reconstruir y demostrar que el ex funcionario Guillermo Moreno logró su cometido, esto fue, alterar el normal desarrollo de la asamblea con una prolongación excesiva del acto mediante la proliferación de insultos y amenazas hacia el orador y los integrantes de la asamblea”, completó.

En su descargo, Moreno había señalado que había concurrido al lugar para “defender los intereses de la accionista del Poder Ejecutivo Nacional” y que hubo “conductas amedrentantes hacia los funcionarios en el interior de hall con gritos como ´ladrones´, ´hijos de putas´; ´te voy a matar´”, por lo cual le pidió al personal policial que estaba en la vereda que los protegiera.

El exsecretario de Comercio Interior declaró además que la asamblea se desarrolló en el marco de “los lógicos conflictos de intereses que había entre los accionistas” dado que el Estado Nacional había denunciado al CEO Héctor Magnetto Magneto como “criminal de lesa humanidad por la apropiación de Papel Prensa”.

Moreno explicó también que de acuerdo a la manda que tenía ese día, objetaron la conducción y administración de los negocios por parte del Directorio, situación que ponía en riesgo a su entender la continuidad de la empresa, y que también cuestionaron los “honorarios excesivos de los directores y funcionarios del Grupo”, aunque entendió que la Asamblea “no fue alterada ni turbada y que se cumplió con todos los puntos del orden del día”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *