RECOPA SUDAMERICANA: Independiente perdió por penales y Gremio gritó campeón

f999x666-444728_539793_15

En Porto Alegre, en el Estadio Arena Do Gremio, Independiente y Gremio armaron un partido intenso por la final de la Recopa Sudamericana, en el cual no existieron diferencias en el marcador y se definió desde los penales. En esa instancia, prevaleció el local que no falló ningún tiro y se consagró campeón. El resultado final no opaca en absoluto lo realizado por la entidad de Avellaneda, que jugó desde el final del primer tiempo con un hombre menos por la expulsión de Fernando Amorebieta y en ningún momento fue superado con claridad.

Los dos equipos, ni bien sonó el silbato que dio inicio al encuentro, intentaron atacar a su contrincante, tratando de imponer el ritmo. Primero, a los 7 minutos, casi marca el primero el dueño de casa a través de Everton, quien en plena área chica se sacó de encima a Campaña y disparó. Pero Amorebieta llegó justo para interceptar el balón y evitar la apertura del marcador. Tres minutos después, Leandro Fernández disparó a las manos del arquero Grohe. El conjunto de Gaúcho logró el dominio del balón y tuvo una nueva chance a los 37: Luan picó sin marca por el segundo palo y disparó afuera.

La polémica llegó a los 41 porque Amorebieta estiró su pierna y le pegó al delantero Luan. Tras discusiones entre los jugadores, los encargados del VAR revisaron la acción y el juez no dudó: le mostró la roja al defensor venezolano. Ya en el complemento, el dueño de casa se plantó en campo adversario y comenzó a mover la bola sin éxito porque los de Holan achicaron bien los espacios y defendieron de manera muy prolija.
El tricolor apenas tuvo algunos remates de media distancia que Campaña se encargó de despejar. Muy poco para un elenco que contó con un hombre de más durante toda la etapa. El alargue, de esta manera, se hizo realidad. ¿Qué sucedió en los primeros quince? Un cabezazo de Jael pegó en el travesaño y Martín Benítez desbordó, tiró el centro atrás y Silvio Romero no llegó a empujarla.

En la segunda parte de la prórroga, Campaña se lució sacando un par de bolas ante un Gremio que fue punzante. Por momentos los de Holan salieron del asedio y trataron de defender el esférico aunque pesó el jugador de menos. ¿La más clara? La bajó Meza en un córner y nadie la pudo tocar para definir.

En consecuencia, el trofeo pasó a la definición desde los doce pasos. En la mencionada instancia, el local no falló ningún disparo y Martín Benítez, de gran papel, vio como el uno rival se quedó con su remate para que la escuadra brasileña resulte vencedora del título.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *