SALARIO: Empresas prevén subir salarios por encima de la referencia oficial del 18%

ecoencuestasaig

Según dos relevamientos, la mayoría maneja una pauta de precios y de alzas de sueldos de entre el 20% y el 25%. Mejoran las perspectivas para la inversión.

Mejores perspectivas en materia de inversión, pero previsiones de aumentos de precios y salarios por sobre las metas oficiales. Ese es el pensamiento de los empresarios en este comienzo de 2017, según dos encuestas que tratan de medir el estado de ánimo de gerentes y dueños de empresas de los que el Gobierno espera un boom de inversiones desde hace un año.

Este semblante puede observarse a partir de un relevamiento en exclusiva para PERFIL entre 78 CEOs y dueños de pequeñas y grandes empresas que pertenecen a la filial local de la organización internacional de líderes Vistage; y también a partir de otra encuesta a 161 empresas a lo largo del país por parte de la firma Hidalgo & Asociados. El 59% de las cabezas de empresa encuestadas por Vistage tiene la expectativa de que para diciembre de este año la inflación acumulada llegue a estar entre 21% y 25%, y un 15% piensa en una inflación aún mayor que esa. Las respuestas a H&A indican que la expectativa es mayoritariamente la misma, con un 51% de las empresas anticipando una inflación acumulada de entre 20% y 25%, y un 22% de ellas consideran un nivel aún mayor, en el rango 25%-30%.

En ambos casos, el nivel de inflación esperada está por encima de la meta anunciada de 12% a 17% del Banco Central. Y si bien durante los últimos meses desde la entidad monetaria festejan cada nueva medición del Indec que “afirma que se está siguiendo el camino correcto”, la meta impuesta para 2017 asoma difícil de alcanzar. En el equipo económico de Cambiemos y el BCRA insisten con que la tendencia a la baja de la inflación “núcleo” (sin precios regulados ni estacionalidad) está dentro del plan oficial y que la meta para este año es realista.

Salarios. Las expectativas de los CEOs también difieren respecto de la negociación paritaria, cuya resolución retroalimenta la dinámica del costo de vida. Donde el techo de Cambiemos para los aumentos salariales este año es del 18%, aunque en ciertos casos hubo desvíos de esa regla –la paritaria bancaria de noviembre pasado cerró en 24%–, la gran mayoría de los encuestados plantea un cierre mayor. Un 80% de las empresas relevadas por H&A prevé un aumento salarial de más del 18%, con el 40% anticipando un incremento entre el 20% y el 25% y el restante planteando un salto de los salarios en el rango de 25% a 30%. En total, el 48,7% de los empresarios en el relevamiento de Vistage maneja un cierre de paritarias del 19% al 23%, mientras que el 38,4% de ellos tiene en mente un aumento del 23% al 27% en las negociaciones salariales este año. Es decir, un 87% proyecta un piso por arriba del planteado por el Gobierno.

El cierre de paritarias a un nivel menor que el 20% es de suma importancia para Cambiemos dado que un acuerdo mayor convalidaría una expectativa inflacionaria superior a la meta del BCRA. Pero una caída del 6% del salario real al año pasado, según datos de la consultora Ecolatina, presenta una negociación difícil para lograr la paritaria objetivo de Cambiemos.

La madre de todas las batallas, sin embargo, se da fuera del sector privado: en las escuelas de la provincia de Buenos Aires, y de cada provincia del país, ya que el Gobierno no convoca a una paritaria nacional e intenta imponer un límite con cláusulas gatillo si supera el 4,5% por trimestre.

¿Lluvia de pesos? No es la primera vez que las estimaciones oficiales y la respuesta empresarial no coinciden: lo mismo sucedió durante gran parte del año pasado, cuando el Gobierno esperaba un apoyo de las empresas traducido en inversiones a gran escala por firmas locales. Y si bien parece que 2016 no fue el año de la respuesta empresarial, 2017 podría serlo. En la encuesta de Vistage, el 71,4% de los encuestados afirma estar desarrollando planes de inversiones nuevas por fuera de las correspondientes a mantenimiento. Sin embargo, un 76% de las empresas dentro del relevamiento de H&A considera que las inversiones se mantendrán estables, no que aumentarán.

El empleo, en la cornisa

Si 2016 fue el año en que el comienzo de las inversiones no parecía llegar, 2017 se perfila para ser el año en que el mercado laboral es el que “no termina de repuntar”, con excepción del blanqueo laboral que se viene planteando como una posibilidad desde el año pasado.

En la encuesta de Hidalgo & Asociados, en cuanto a la dotación de empleados de cara a 2017, el 63% de las empresas relevadas expresó su intención de mantener “estable” su cantidad de trabajadores.

El 37% restante se divide por diferencias muy pequeñas. Del 20% que considera que aumentará su dotación, un 45% cree que el incremento sería marginal, entre el 1% y el 4%.

El principal motor de la expectativa positiva es el potencial de nuevos negocios, que representa un 36% de las respuestas por mayores contrataciones.

El 17% de las empresas que prevén una caída en su cantidad de empleados tiene una mayor certeza de cambios: un 75% de éstos considera una reducción de entre el 1% y el 4% para este año.

Estos pequeños achiques se deben principalmente a aumentos en los costos de mano de obra, y el 31% de las respuestas indica menor cantidad de empleados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *