Se realizará un taller sobre detección temprana del cáncer en los niños

notice_cancer

El próximo 15 de febrero a las 10.30 hs se llevará a cabo el Taller ¿Cuándo sospechar cáncer en el niño? en el CePSI “Eva Perón”.
El taller, destinado a médicos pediatras, se realiza en el marco del Día Internacional del Cáncer Infantil y busca actualizar conocimientos sobre el diagnóstico temprano y oportuno, ya que cuando la detección del cáncer es oportuna es posible mejorar el pronóstico y disminuir la mortalidad precoz, además de abordar tratamientos con menores complicaciones.
La actividad estará a cargo de las doctoras Paola Reichel y Constanza Cafferata, médicas pertenecientes al Servicio de Oncohematología del CePSI “Eva Perón” y forma parte del Programa de Detección Temprana del Cáncer Infantil que desarrolla el Servicio de Oncohematología. El CePSI es uno de los centros de referencia en el interior del país para el tratamiento y cuidado de niños con cáncer.
El cáncer es un conjunto de enfermedades con una incidencia muy baja en los niños. El cáncer en pediatría es curable. Gracias al diagnóstico temprano, el tratamiento adecuado y el cuidado integral del paciente, la posibilidad de sobrevida puede llegar hasta más del 80 por ciento.
El cáncer infantil posee características propias definidas, cada una con un nombre, un tratamiento y un pronóstico muy específico. Tumores embrionarios como retinoblastoma, nefroblastoma, neuroblastoma, hepatoblastoma, son formas de cáncer específicas del niño, mientras que, por el contrario, la mayoría de los canceres del adulto no existen en pediatría.
Según los datos del ROHA, perteneciente al INC (Instituto Nacional del Cáncer) del Ministerio de Salud de la Nación, la distribución de las patologías en Argentina indica que las leucemias constituyen la enfermedad oncológica más frecuente, seguida de los tumores de sistema nervioso central y los linfomas.
Por año se diagnostican en Argentina un promedio de 1290 casos nuevos de cáncer pediátrico, entre 450 y 470 son leucemias de las cuales más de la mitad logran curarse con un tratamiento muy intenso y con requerimientos de instituciones de alta complejidad y profesionales especializados.
En el análisis de los niños registrados desde el año 2000 al 2013, el 80% de ellos fueron atendidos en instituciones públicas y el resto en instituciones privadas.
El diagnóstico temprano, u oportuno, constituye un elemento estratégico esencial en oncopediatría ya que un paciente diagnosticado tardíamente disminuye sus posibilidades de curación pero además aumenta los riesgos derivados de un tratamiento más intenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *