SUPERFINAL ABIERTA

f800x450-487336_538782_33

La primera final de la Copa Libertadores terminó igualada en dos. Ábila y Benedetto anotaron para el Xeneize, mientras que Pratto e Izquierdoz, en contra, lo hicieron para el Millonario.

Fue una previa interminable. Cuando Boca selló su pase a la final de la Copa Libertadores ante Palmeiras, el fútbol argentino y sudamericano se paralizaron en vistas de lo que sería el gran superclásico copero frente a River. El primer duelo, disputado en La Bombonera, estuvo sin dudas a la altura de lo que se juegan, ni más ni menos que ser el campeón de América.

Cuando empezó a rodas la pelota y en los primeros minutos el Millonario fue superior. Se plantó bien. Fue buena la ejecución de la idea de buscar a Lucas Pratto para la descarga en las dos alas (Martínez y Palacios). Así, antes de los 15 minutos el conjunto de Marcelo Gallardo tuvo tres chances claras para romper el cero.

Los locales, por su parte, no encontraban el fútbol y para colmo antes de la mitad de la etapa inicial perdieron a Pavón, quien padeció una molestia muscular en la pierna izquierda y fue reemplazado por Benedetto. Y el pipa le cambió la cara al equipo.

Cuando se jugaban 34 minutos, Ramón Ábila desairó un defensor, remató fuerte al cuerpo de Armani y en el rebote le dobló las manos al arquero.

Pero el gol y la alegria Xeneize duró menos de un minuto y medio. Ese fue el tiempo que le llevó a Pratto igualar en uno, con un remate cruzado tras una insólita rápida. El empate fue un balde de agua fria para los del Mellizo y el Pity casi convierte el segundo, pero otra vez apareció Rossi, a esta altura la figura de la cancha.

Ya se terminaba la primera parte, cuando Boca dijo presente nuevamente: Villa ejecutó un tiro libre frontal, el Pipa sacó provecho de la tibia marca de Borré y cabeceó al gol.

En el complemento los de la Ribera empezaron más fino. Sin embargo, el gol fue de River. Otra vez el que parecía más cerca del festejo pasaba a sufrir. Pero ahora el empate fue por intermedio de Izquierdoz, en contra, tras un muy buen centro del Pity. Apenas iban 15 minutos y unos minutos antes ya Nacho Fernández había ingresado por Martínez Quarta.

Ya con el 2-2 el duelo se tornó más luchado en la mitad, el visitante replegó un poco las líneas y los locales, aunque tuvieron más la pelota y carecieron casi siempre de profundidad.

Tobar dio el pitazo final con la sensación de que el empate le sentó mejor a River, por haber sido visitante, por tener ahora la chance de definir en el Monumental y porque estuvo dos veces abajo. Pero con Boca todo puede pasar.

Síntesis

Copa Libertadores – Final – Ida.

Boca 2 – River 2.

Estadio: “Alberto J. Armando” (Boca).

Árbitro: Roberto Tobar (Chile).

Boca Juniors: Agustín Rossi; Leonardo Jara, Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán, Lucas Olaza; Wilmar Barrios, Nahitan Nández, Pablo Pérez; Sebastián Villa, Cristian Pavón y Ramón Ábila. DT: Guillermo Barros Schelotto.

River: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Jonatan Maidana, Javier Pinola, Milton Casco; Exequiel Palacios, Enzo Pérez; Gonzalo Martínez; Rafael Santos Borré y Lucas Pratto.
DT: Marcelo Gallardo.

Goles en el primer tiempo: 33m Ábila (B), 35m Pratto (R) y 45m Benedetto (B).

Gol en el segundo tiempo: 15m Izquierdoz, en contra (R).

Cambio en el primer tiempo: 26m Darío Benedetto por Pavón (B).

Cambios en el segundo tiempo: 12m Ignacio Fernández por Martínez Quarta (R), 26m Carlos Tevez por Villa (B), 29m Bruno Zuculini por Pérez (R), 32m Juan Fernando Quintero por Martínez (R), 36m Julio Buffarini por Jara (B).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *