SUPERFINAL: Tremendo recibimiento en la primera final

f800x450-487312_538758_0

Bengalas, papelitos, globos y bombas de humo adornaron el aliento de la gente.

Arrancó una de las finales más esperadas. La primera final de la Copa Libertadores entre Boca y River con una Bombonera repleta. Un estadio en donde los Millonarios buscan sorprender desde los primeros minutos para llegar el próximo 24 de noviembre acariciando el trofeo. Sin embargo, no la tienen facil.

Cuando el conjunto dirigido por Marcelo Gallardo saltó al campo de juego, empezaron las pifias de los fanáticos Xeneizes, mostrando así lo complicado que será manejar la gran cantidad de gente en la casa de Boca. Bombas de humos en colores azul y amarrillo inundaron el estadio, sumado a Bengalas, papelitos y globos alargados que adornaron el aliento de la gente.

Cabe resaltar que Boca y River debían jugar el pasado sábado la primera final de la Libertadores 2018. Sin embargo, debido a las torrenciales lluvias que cayeron en Buenos Aires desde las primeras horas del día, la Bombonera quedó anegada. Se esperó que las precipitaciones cesen y el sistema de drenaje haga su trabajo, pero nada pudo evitar la suspensión.

Tras una inspección del árbitro y Conmebol en el terreno de juego, el chileno Roberto Tobar a la cabeza, se concluyó que la pelota no rodaba, que los charcos eran demasiados grandes para la buena práctica del fútbol y enseguida los autoparlantes del estadio Xeneize anunciaron la suspensión del duelo. Se hizo esperar, pero finalmente ya se disputa en la Boca el gran supreclásico que coronará el próximo 24 al Campeón de América.

https://twitter.com/BocaJrsOficial/status/1061695028425302017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *