Diputados de Unión por la Patria confían en el «empujón» del Senado contra el DNU y convocaron a pichettistas y radicales

Diputados de Unión por la Patria convocaron al resto de la oposición a tratar proyectos en común y empieza a tejerse en la cámara baja una nueva mayoría para diversas cuestiones de interés para los diferentes bloques. Con un comunicado, el mensaje fue directo para Hacemos Coalición Federal y la Unión Cívica Radial. Sucede en medio del enfrentamiento del Gobierno contra los gobernadores. Además, están envalentonados por el «empujón» del Senado contra el DNU.

UP sacó un comunicado donde remarca que «el recorte de las transferencias a las provincias es dramático». Y subrayó: «Todas las provincias argentinas están sufriendo lo mismo, sin importar el color político de sus gobernantes». Un guiño al gobernador Ignacio Torres, de Chubut (PRO). Pero también al resto, macristas, peronistas no K y radicales.

En los párrafos finales, el peronismo convocó al «conjunto de los representantes del pueblo en esta Cámara a debatir un acuerdo federal parlamentario en defensa de las Provincias y la Nación». Y dejó en claro: «Invitamos a todos los bloques a consensuar una justa distribución de recursos entre los distintos niveles del Estado. Con humildad, aportando desde nuestra verdad relativa, buscando los consensos necesarios, sin buscar protagonismo alguno».

Uno de los diputados clave de UP explicó a El Destape tras el escrito: «Es lo que hay que hacer. No importa inicialmente si aceptan. Expresar que estamos a disposición de la construcción colectiva, sin búsqueda de protagonismo alguno», relataron.

En esta línea, hace días, Unión por la Patria, la UCR y Margarita Stolbizer (Hacemos Coalición Federal) coincidieron en proyectos educativos. El peronismo presentó un proyecto de ley para evitar la eliminación del Fondo de Incentivo Docente (FONID) que el gobierno del presidente Javier Milei intenta eliminar. También la Unión Cívica Radical con una iniciativa para que el fondo continúe por cinco años más. Y UCF firmaron un proyecto de ley para extender la vigencia del fondo.

Justamente, la educación fue uno de los ítems nombrados en el comunicado de UP. «Los fondos nacionales que cofinancian la inversión educativa se recortan sistemáticamente», se cuestionó en el escrito.

Hace días, un dirigente K y diputado contaba ante este portal que «no hay unidad ni vamos a hacer todos un bloque pero vamos a trabajar en algunos puntos en común y en proyectos que creamos que podemos impulsar». Se está consumando. Una suerte de alianza para cuestiones puntuales entre peronistas, radicales, socialistas y peronistas no K.

Este hecho comienza a materializarse en medio de la ruptura por un lado del PRO y por otro lado de Juntos por el Cambio. Y además sucede cuando el Gobierno enfrenta una guerra de guerras contra los gobernadores de todos los colores políticos.

Senadores del radicalismo, el peronismo disidente y partidos provinciales le reclamaron a la vicepresidenta que convoque a sesión especial para debatir el decreto de necesidad y urgencia 70/23 firmado por el presidente Javier Milei apenas asumió en diciembre del año pasado. ¿Quiénes la pidieron? Los santacruceños Natalia Gadano y José María Carambia, de Por Santa Cruz; el radical fueguino Pablo Blanco; la representante de Juntos Somos Río Negro, Mónica Silva; y los peronistas disidentes Edgardo Kueider (Entre Ríos), Carlos Espínola (Corrientes) y Alejandra Vigo (Córdoba). También estamparon su firma los misioneros del Frente Renovador de la Concordia, Carlos Arce y Sonia Rojas Decut. En cambio, no fueron de la partida los chubutenses Andrea Cristina (PRO) y Edith Terenzi (UCR).

Este hecho fue un dolor de cabeza para el Gobierno porque aparecieron opositores al DNU que no había. Edgardo Kueider, senador nacional por Entre Ríos, anticipó hoy mismo que «es un hecho» que el mega DNU que el Presidente dictó en diciembre pasado tiene garantizado el «rechazo» en la Cámara alta si se convoca a la sesión para tratarlo. «Creemos que el momento oportuno para tratar del DNU es ahora. Ya no hay excusa», afirmó Kueider, de Unión Federal, en diálogo con El Destape Radio.

Anoticiados de la nueva mayoría del Senado para voltear el DNU, diputados de la oposición se envalentaron. «Sería un empujón enorme», analizó un diputado de UP a El Destape. Y dijo que en la cámara alta «la sensación es que vienen bien los compañeros». Aunque avisó: «No hay que comerse el guiso de liebre antes de cazarla, diría el General», citando a Juan Domingo Perón. Hoy reina el optimismo en Diputados sobre el DNU: quienes se oponen creen que si el Senado lo trata y lo rechaza, sucederá lo mismo en esa cámara.

El abogado constitucionalista Eduardo Barcesat cree que hay que ir un paso más allá. «No alcanza con derogarlo. Hay que anularlo, como hizo Néstor Kirchner con las leyes de Obediencia Debida y Punto Final», le contó a El Destape. Y reveló que ya está hablando con diputados para llevarle esa propuesta. El letrado afirmó que ahora hay que rechazarlo y luego votar la anulación del DNU 70/2023. «Que sea con un texto escueto para reunir el mayor número de voluntades: que declare la nulidad absoluta e insanable del decreto», propuso.

Con información de eldestapeweb.com

Entradas relacionadas

Deja tu comentario