A pesar de las agresiones, sectores de la UCR aceptan el pacto de Milei

A pesar del violento y hostil discurso en la apertura de sesiones ordinarias del presidente Javier Milei en el Congreso, la Unión Cívica Radical (UCR) eligió apoyar sus dichos -luego de que sus dirigentes hayan sido calificados como «traidores» e insultados en diferentes ocasiones- y se encolumnó, al igual que dirigentes y referentes del PRO, detrás del mandatario, celebrando la convocatoria de los máximos mandatarios provinciales a lo que denominó «Pacto de Mayo». El correntino Gustavo Valdés es, hasta el momento, el único que no se expresó.

Uno de los primeros en expresarse a favor del discurso fue el gobernador mendocino, Alfredo Cornejo. A través de sus redes sociales, aseguró que Milei «trazó el rumbo legislativo» y que valoran la convocatoria al pacto político «por la economía y la sociedad». Al mismo tiempo, aseguró que «muchas de las iniciativas planteadas por el Presidente, son parte del camino recorrido en Mendoza durante los últimos años».

 

«Aquí en Mendoza no se cortan las calles, hay ‘Ficha Limpia’, tenemos equilibrio fiscal, hemos bajado varios impuestos y realizamos subsidios inteligentes como el Mendoza Activa. Respecto a los que hacen huelga, se les descuenta el día faltado», enumeró. Y sentenció: «Estamos comprometidos a trabajar de manera colaborativa para impulsar el progreso de Argentina. Queremos contribuir positivamente».

El gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, también se expresó de manera positiva: “Quiero destacar la convocatoria al diálogo y a un acuerdo nacional que realizó el presidente Javier Milei. Es el tiempo de escucharnos con respeto, sin imposiciones. Todos tenemos la oportunidad de impulsar el cambio que los argentinos reclaman y necesitan”.

Antes de ingresar al recinto, el mandatario santafesino había mostrado «expectativa» de cara al discurso del Presidente y pidió que «mire el interior productivo, que mire al campo, a la industria» porque así es como «Argentina va a salir adelante». Línea que se mantuvo en sus tweets, pasadas las 23. «Es importante discutir la coparticipación federal para establecer un equilibrio entre los recursos que aportan las provincias y lo que vuelve. La iniciativa de mirar al país desde el interior productivo es el camino para el desarrollo y progreso de todos», sentenció.

 

Por su parte, el mandatario jujeño, Carlos Sadir, también celebró la convocatoria a los gobernadores y se mostró «ansioso porque se concrete». En esa línea, manifestó: «Queremos proponer, escuchar y ser escuchados, tener la oportunidad de que el gobierno nacional conozca nuestra visión y nuestros proyectos para dejar definitivamente atrás este presente que duele y encaminarnos por un camino de crecimiento», subrayó. Y aseguró: «Siempre vamos a apostar al diálogo, el respeto y al consenso».

 

El gobernador de Chaco, Leandro Zdero, siguió la línea de sus pares de la UCR y también se mostró esperanzado por la convocatoria. «La austeridad, el dialogo y un acuerdo que nos permita mirar hacia adelante para el progreso de los argentinos, es el rumbo. Cuenta en esta tarea con nuestro acompañamiento como gobierno y con el coraje de quienes estamos listos para transitar el camino de la prosperidad», apuntó en su cuenta de X.

 

«El Presidente hoy ofrece el camino del diálogo y dejar la confrontación. Enhorabuena. Sólo hago una observación: el diálogo implica estar abierto a la opinión del otro. Nadie puede sentirse dueño de la verdad si lo que se busca es sacar el país adelante. A trabajar mucho», añadió la diputada Karina Banfi.

 

Quien también celebró el pacto desde el Congreso fue el diputado Martín Tetaz. «Se viene el ‘Pacto de Mayo’ con 10 principios; grandes reformas con las que estamos la mayoría de acuerdo, cómo la laboral, la impositiva, la de comercio exterior y el equilibrio fiscal, otras que ya están en la Constitución, como la inviolabilidad de la propiedad privada, y una última polémica en la que habrá que leer el proyecto: una reforma política», escribió desde sus redes sociales.

 

Por su parte, la legisladora Danya Tavela -de UCR Evolución– destacó la apertura del diálogo, siendo «imprescindible para que los cambios sean sostenibles» y que se deje de lado la confrontación. De todas formas, marcó que la convocatoria «no puede ser una imposición» y llamó a que el Presidente escuche el reclamo de jubilados y trabajadores «que vienen sufriendo con las políticas» que implementó el actual Gobierno. En esa línea, sostuvo: «Lamento que el pacto no incluya a la educación, que va a ser fundamental para enfrentar los desafíos del futuro. Los argentinos necesitan soluciones reales a sus problemas y no un título para los diarios«.

Otros dirigentes que se expresaron fueron el diputado Julio Cobos y los senadores Maximiliano AbadVíctor Zimmermann y Carolina Losada. Otros nombres importantes, como el del senador Martín Lousteau o el diputado Facundo Manes eligieron permanecer en silencio por el momento.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario